DERECHOS AUTOR

SGAE asegura que sus "normas de reparto" se ajustan a las de la Cisac

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha asegurado hoy, tras conocer la petición de la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (Cisac) de que se retire de su Consejo mientras investiga su forma de distribuir los derechos, que sus "normas de reparto" se ajustan a las de esa entidad.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 09 abr 2018

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha asegurado hoy, tras conocer la petición de la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (Cisac) de que se retire de su Consejo mientras investiga su forma de distribuir los derechos, que sus "normas de reparto" se ajustan a las de esa entidad.

La Cisac, cuyo Consejo tiene sede en París, ha emitido un comunicado en el que precisa que con esa medida quiere evitar "cualquier potencial conflicto de interés" mientras dure la investigación abierta tras las quejas de la Confederación Internacional de Editores de Música (IMCP) por la "seria preocupación" que le provoca su conducta y gestión.

"En la reunión del Comité de ayer se trató esta cuestión, y la SGAE mostró su máxima disposición a colaborar en la revisión de sus normas de reparto, ya que confía plenamente en que tanto éstas como su conducta se ajusta a las reglas profesionales de la Cisac, lo que se evidenciará con toda seguridad en el resultado de la evaluación", han señalado hoy a EFE fuentes de la SGAE.

A la sociedad española le resulta "sorprendente" que, "existiendo un cauce establecido para este tipo de reclamaciones", vaya a abrirse este proceso a instancias de un colectivo como el editorial, "que no ha aportado ninguna evidencia ni documentación, lo que constituye un peligroso precedente para el resto de entidades miembros de la Cisac", añaden las mismas fuentes.

En su comunicado, la Cisac, primera red mundial de autores, recomienda que se emprendan "medidas adicionales" contra el estatus de la SGAE como país miembro del colectivo.

La acción pretende ser una "garantía de los más altos estándares de integridad y profesionalidad entre sus miembros", a los que exige un "sello distintivo de confianza y legitimidad" de cara a sus socios y a los titulares de los derechos de autor.

Las conclusiones de la investigación podrían suponer la suspensión o expulsión de la SGAE como asociada de la Cisac.

Lo más