COPE

“Santiago y Cierra, España”: el origen de una proclama que llega hasta nuestros días

La proclama nace en el año 844 tras la batalla de Clavijo, donde el Apóstol se apareció como 'Santiago Matamoros'

“Santiago y Cierra, España”: el origen de una proclama que llega hasta nuestros días

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 01:12

El ocaso de cada mes de julio trae consigo una de las fechas más remarcadas del calendario en España: la fiesta de su Patrón Santiago Apóstol.

Tras el descubrimiento del sepulcro donde descansaban los restos del apóstol de Cristo, alrededor del año 813, numerosos fieles comenzaron a peregrinar a lo que es hoy Santiago de Compostela para expresar su devoción. Una costumbre que evolucionó en tradición y que consiguió romper las fronteras de la vieja Europa para convertir a Santiago de Compostela en una de las Ciudades Santas. Desde entonces, se convirtió en uno de los centros de peregrinación más importantes de la cristiandad junto con Roma y Jerusalén.

El Apóstol, figura e identidad significativa en multitud de pasajes de la cultura y la tradición hispánica, sigue rodeado hoy en día de grandes misterios. Su desembarco en España por el puerto de Cartagena, su Evangelización, su martirio y su posterior traslado a España o su intercesión a favor de la causa Cristiana durante la Reconquista alargó su leyenda.

Así es cómo surge el fenómeno de la peregrinación del Camino de Santiago hace más de mil años en el norte de la Península.

Su desembarco en la romana Hispania se produciría junto a siete varones apostólicos, ordenados obispos en Roma por el primer Papa de la Iglesia: San Pedro. La labor evangelizadora en vida de Iacobus, como aparece en el Nuevo Testamento, se vio truncada cuando tuvo que regresar a Jerusalén para acompañar a la Virgen María en su lecho de muerte.

El rey Herodes Agripa I, regente de Judea, capturó al Apóstol a su llegada y lo condenó a morir decapitado un 25 de julio del año 42. Sus fieles siete varones trasladaron entonces su cuerpo desde el puerto de Haffa, en Palestina, hasta Gaellicia, desembarcando en Iria Flavia.

Cientos de años más tarde, en el año 813, el obispo de Iria Flavia Teodomiro descubrió un altar con tres sepulcros. En uno de ellos se hallaba un cuerpo decapitado con la cabeza depositada a la altura de las manos con una inscripción que rezaba: “Aquí yace Santiago, hijo del Zebedeo y de Salomé”.

Teodomiro puso de inmediato el hecho en conocimiento del rey Alfonso II de Asturias, que acudió rápidamente desde Oviedo para visitar el lugar. Tras visitar el lugar, nombró al Apóstol patrón del reino y mandó construir una iglesia en su honor.

La batalla de Clavijo al grito de “Santiago y Cierra, España”

La batalla de Clavijo (844) es considerada como una de las más célebres batallas de la Reconquista. Fue dirigida por el rey Ramiro I de Asturias y capitaneada por el general Sancho Fernández de Tejada contra los musulmanes por la negativa del monarca a seguir pagando tributos a los emires árabes, con especial incidencia en el tributo de las cien Doncellas.

Las tropas de Ramiro, profundamente amedrentadas por la batalla, veían como los musulmanes les acabarían venciendo muy pronto. Una noche, en sueños, el apóstol Santiago se presentó ante el rey Ramiro, animándole para que porfiara en el combate.

Según cuenta la leyenda, al día siguiente, mientras se desplegaba la batalla cerca de Logroño, en el monte Lanturce, una gran cruz roja en forma de espada apareció en los cielos y el mismo Santiago descendió para entrar a formar parte de la cruzada. Los musulmanes, al grito de “Santiago y Cierra, España” habían sido derrotados.

Pero, ¿qué quiere decir esta invocación? La invocación a ‘Santiago’ como súplica al Apóstol tras su intercesión; el vocablo ‘Cierra’ debemos de interpretarlo como la orden castrense mediante la cual se disponía a las formaciones de infantería y a las brigadas de caballería de manera estratégica para acometer al enemigo; y tras la coma, que sí es importante, el nombre de ‘España’.

“Santiago y Cierra, España”: una proclama que acompañó durante siglos a los Ejércitos Imperiales y, más tarde, a los Tercios Españoles para conseguir conquistar el mundo.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar