• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

Un Sant Jordi politizado y teñido de amarillo por el soberanismo

El soberanismo ha pedido cambiar las rosas rojas por amarillas este Sant Jordi. EFE

El soberanismo ha pedido cambiar las rosas rojas por amarillas este Sant Jordi. EFEEl soberanismo ha pedido cambiar las rosas rojas por amarillas este Sant Jordi. EFE>

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:48

Como era previsible, el soberanismo tenía marcado el 23 de abril, Día de Sant Jordi, patrón de Cataluña, para hacer ruido y llenar de mensajes este día festivo de la cultura y teñirlo plenamente de reivindicaciones políticas. 

Desde Alemania, desde prisión y, como no podía ser de otra forma, desde Cataluña.

En este Sant Jordi marcado por la aplicación del 155 en Cataluña, el primer cambio significativo ha sido el color de las rosas que había en muchos de los puestos de Cataluña. Las rojas les han dejado protagonismos a las rosas amarillas, color del soberanismo, después de que JxCAT, ERC, ANC y Òmnium Cultural llamaran a intercambiar dichos colores. 

Uno de los primeros en pronunciarse ha sido el presidente del Parlamento, Roger Torrent, quien en su perfil de Twitter ha escrito "que ni la injusticia ni la excepcionalidad del momento nos hagan renunciar a la fiesta más bonita del año. Llenad las calles y las plazas de flores y libros". 

Desde Alemania, Puigdemont por un lado ha publicado un vídeo en el que decía que Sant Jordi "es la manera que tenemos de explicar cómo queremos ser los catalanes" ya ha pedido hacer de esta jornada "uno de los grandes días de nuestro país".

Pero además, el expresidente de la Generalidad, huido de la justicia, ha hecho público un comunicado del autoproclamado 'Govern de la república' en el que se pide convertir la rosa en un "símbolo de los valores cívico" y a los catalenes que superen "algunos dragones" (en referencia a la leyenda de Sant Jordi). 

ERC ha ido más allá y ha colocado stands por Cataluña en los que además de vender libros se venden esteladas, chapas y demás merchandasing independentista. 

Algunos políticos se han acordado de los Jordis que están en prisión, y han querido celebrar este día en su honor, como Clara Ponsatí, exconsejera de Cultura huida en Escocia, quien se ha acordado de Jordi Sánchez, Jordi Cuixart y Jordi Turull

También se ha acordado de los Jordis Carles Puigdemont: 

El propio Jordi Sánchez, preso en Soto del Real, ha tuiteado desde su perfil de tuiter que espera el año que viene disfrutando "entre vosotros" de este día. Y el exconsejero de Interior, Joaquin Forn, en prisión preventiva en la cárcel de Estremera, también ha tuiteado lamentando no este Sant Jordi no lo podrá celebrar como siempre.

Junto a esto, la mayoría de los portavoces de los partidos soberanistas que se han pronunciado en esta jornada lo han hecho para reivindicar la libertad de los "presos políticos". 

En el otro lado, ha llamado la atención el autodenominado presidente de Tabarnia en el exilio, el dramaturgo Albert Boadella, quien ha firmado libros en un catamarán en el puerto de Barcelona para no pisar suelo catalán. Lo ha hecho vestido de grumete y en una embarcación llena de banderas de Tabarnia. Allí ha firmado ejemplares de '¡Viva Tabarnia!'.

Uno de los libros firmados por Boadella tenían un destinatario: Carles Puigdemont. "Para Carles Puigdemont, 'Carlitos', con el fin de que aprenda el desastre que ha provocado", le ha escrito en el libro, que ha asegurado que le intentará hacer llegar hasta Berlín, donde Puigdemont está pendiente de si se ejecuta la euroorden de extradición.

Lo más