COPE

Pilar Bardem: de su pasado en medicina a una carrera marcada por su faceta política

La exitosa actriz española y matriarca de una familia de actores y cineastas ha muerto este sábado a los 82 años

ctv-wk2-8011055928001w

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 22:59

Pilar Bardem ha muerto este sábado a los 82 años. Según ha confirmado la revista 'SEMANA', la actriz española ha fallecido en la clínica Ruber de Madrid. El propio medio de comunicación ha comunicado que la actriz padecía una enfermedad pulmonar desde 2013, por lo que se ha descartado que haya fallecido a consecuencia del coronavirus. Según ha podido conocer el medio, la intérprete será incinerada el domingo 18 de julio en El Escorial.

"Con profunda tristeza recibo la noticia del fallecimiento de la actriz y activista Pilar Bardem. Traslado mis condolencias a sus hijos, familia, amistades y compañeros y compañeras de profesión. Su memoria la mantendrá siempre viva entre nosotros", ha señalado Iceta en un mensaje en su perfil oficial de Twitter. "Nos deja su enorme legado en cine, teatro y televisión. Pero la gran Pilar Bardem era, por encima de todo, una defensora de la igualdad, la libertad y los derechos de todas y todos. Un sentido abrazo a su familia y seres queridos. Su recuerdo estará siempre con nosotros", escribía también Pedro Sánchez en sus redes sociales.

Fallece Pilar bardem

Mariscal Mariscal



Su lado más desconocido

Pilar Bardem era la matriarca de una familia de actores y cineastas que llevan su apellido, hermana de Juan Antonio Bardem y madre de Carlos, Mónica y el oscarizado Javier Bardem, además de una de la actrices españolas más respetadas. Sin embargo, no siempre tuvo claro que se dedicaría a la interpretación. En un principio, cursó estudios de Medicina, los que abandonó para iniciar la carrera de actriz a principios de los años setenta, con pequeños papeles en teatro, cine, televisión y zarzuela.

Fue presidenta de la AISGE, Asociación de Artistas, Intérpretes, Sociedad de Gestión, creada para proteger la propiedad intelectual del sector audiovisual. Fue ganadora de un Goya a la mejor actriz de reparto por su papel en Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto y, en 2008, recibió la Medalla de Oro al Mérito a las Bellas Artes. Además de numerosos homenajes a lo largo de su vida, entre ellos los de la Asociación de Escritores Cinematográficos de Andalucía (1998), el Festival Internacional de Cine de Vitoria (2003) o el "Corazón de Oro", una estatuilla creada por el artista Ángel Aragonés en distinción a su trayectoria.

Posee también otros galardones como el premio a la mejor actriz del Festival de Cine de Valladolid por su papel de María Zambrano en "María querida" (2004), el premio Lorenzo Luzuriaga del Corral de Comedias de Almagro (2006) y el premio del Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián (2007).

ctv-nir-8007926453001w



Su faceta como política

Sobre su vida, profesión e ideología de izquierdas aparecieron los libros "El compromiso de la coherencia" (2002) y "La Bardem: Mis memorias" (2005).

En las Elecciones al Parlamento Europeo de 2004 se presentó en la lista de Izquierda Unida (IU) y participó activamente en la presentación de la formación a las elecciones de 2007 en el ayuntamiento de Belmez (Córdoba).

Asimismo, cuando José María Aznar apoyó la Guerra de Irak, un conjunto de intérpretes españoles se mostró contrario a tal intervención bélica en la gala de los Goya 2003. A las pocas semanas, María Barranco, Amparo Larrañaga, Ana Belén, Juan Echanove, Jordi Dauder, Juan Luis Galiardo y la propia Pilar Bardem eran invitados a una sesión en el Congreso de los diputados. Dichos intérpretes lucían camisetas en las que se leía claramente un eslogan: "No a la guerra". Después del incidente fueron expulsados del hemiciclo. Veinticuatro horas más tarde, Pilar Bardem pasaba a presidir la asociación de Cultura contra la guerra. Desde entonces, ha participado en numerosos actos y manifestaciones junto a otros artistas, como la lucha contra la violencia de género y ha defendido sus principios y convicciones políticas.

ctv-vlv-8011483967001w


Problema económicos

El pasado 2019, Bardem se sinceró en la revista Pronto: "Cobro una pensión de mierda que no me llega para nada", durante la entrega de premios del Círculo de Escritores Cinematográficos, donde ella recibía un homenaje por su trayectoria.

"Hay que pensar que se llega a unas edades que es bastante improbable que trabaje", agregaba, haciendo referencia en que ya llevaba varios años alejada de los focos, lo que echaba de menos. "No puedo estar al cien por cien para trabajar, mejor me quedo en mi casita", reconocía entonces.

Larga trayectoria

A lo largo de su carrera participó en 81 películas, 43 obras de teatro y 31 series televisivas. La artista comenzó su carrera como actriz a mediados de la década de 1960. Entre sus trabajos de esa época se cuentan papeles en películas como El mundo sigue, de Fernando Fernán Gómez (1965), Buenos días, condesita, de Luis César Amadori (1967), La novicia rebelde, de Luis Lucia (1971) y Las Ibéricas F.C., de Pedro Masó (1971).

Así continuó en los años 70 y se le vio en largometrajes como Española, como Las colocadas (1972), de Pedro Masó, La duda, de Rafael Gil (1972), Yo soy Fulana de Tal, de Pedro Lazaga (1975), venganza de la momia y Los ojos azules de la muñeca rota (1973), además de dos adaptaciones de La Regenta (1974), de la novela de Leopoldo Alas «Clarín», y El libro del buen amor (1975). De la misma manera, destacar por su gran trabajo en otras ficciones como La joven casada (1975), Carne apaleada (1978), Soldados (1978), Cinco tenedores (1979) y El día del presidente (1979).

Asimismo, a finales de los 70, dio el salto a la televisión al participar en series como Cuentos y leyendas y en montajes dramáticos emitidos en el espacio Estudio 1. En los 80 siguió por ese camino y participó en otros trabajos de la pequeña pantalla como Los gozos y las sombras (1982), Tristeza de amor (1986), Lorca, muerte de un poeta (1987) y Cómicos (1987). No obsante, no dejó apartada su gran pasión y participó en tres películas dirigidas por Mariano Ozores.

En los 90 volvió a centrarse en la gran pantalla y formó parte del reparto de importantes largometrajes como Las edades de Lulú (1990), Todo por la pasta (1991), Vacas (1992), Siete mil días juntos (1994), Cachito (1995), Boca a boca (1995) o Nadie hablará de nosotras. Gracias a todo esto, al año siguiente fue galardonada como Mejor actriz de reparto del año en los Premios Goya. A raíz de esto no pararon de lloverle las ofertas y trabajó en varias películas: Airbag (1996), Carne trémula (1997) y Pantaleón y las visitadoras (1999). Estos trabajos logró compaginarlos con sus papeles televisivos en Hermanas, Ketty no para, El Inquilino o Abierto 24 horas. Y, en 1998, llegó a doblar a Fernanda Montenegro en el papel de Dora en Central do Brasil, por la que fue nominada al Premio Óscar a la mejor actriz.

La actriz comenzó fuerte los años 2000 y se la pudo ver en películas como Sin noticias de Dios, Cosa de brujas (2003) o María querida (2004). Está última le llevó a una nueva candidatura a los Premios Goya. Mientras tanto, se la pudo ver en algunas conocidas series de televisión como Amar en tiempos revueltos o Alatriste.

Tras muchos años trabajando frente a las cámaras, sus últimos trabajos fueron La bicicleta (2006), La vida en rojo (2008), La vida empieza hoy (2010) o Kika Superbruja y el libro de los hechizos (2009) y Kika Superbruja: El viaje a Mandolán (2011). Asimismo, hizo pequeñas apariciones en series de televisión como pequeñas Martes de Carnaval, Doctor Mateo, Hospital Central o Cuéntame cómo pasó.

ctv-rru-1549452316961





Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo