COPE

EXILIO CARTAS (Entrevista)

Un libro muestra el exilio español de los años 80 a través de sus cartas

El regreso a España en los años 80 de escritores, políticos o intelectuales parecía que ponía punto y final al exilio oficial de la Guerra Civil, pero hubo cientos de españoles anónimos que se quedaron abandonados al otro lado de los Pirineos, como muestra el libro "Los olvidados del exilio".,Un libro de la periodista y escritora Ritama Muñoz-Rojas que recoge las estremecedoras cartas escritas por estos exiliados, que fueron auxiliados por un grupo de perso

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:32

Carmen Sigüenza

El regreso a España en los años 80 de escritores, políticos o intelectuales parecía que ponía punto y final al exilio oficial de la Guerra Civil, pero hubo cientos de españoles anónimos que se quedaron abandonados al otro lado de los Pirineos, como muestra el libro "Los olvidados del exilio".

Un libro de la periodista y escritora Ritama Muñoz-Rojas que recoge las estremecedoras cartas escritas por estos exiliados, que fueron auxiliados por un grupo de personas que les brindaron apoyo económico y moral mediante la Asociación Amigos de los Antiguos Refugiados Españoles (AARE), que pusieron en marcha el sociólogo Juan J.Linz, Rocío de Terán y Ritama Fernández Troyano en 1984.

Publicado por Reino de Cordelia, "Los olvidados del exilio. Cartas de los últimos refugiados españoles", contiene estas misivas escritas por ancianos republicanos para los que el exilio "nunca terminó", como explica en una entrevista con Efe Muñoz-Rojas.

"Nunca pudieron regresar a su país, principalmente por razones económicas. En los 80, con el regreso de personalidades como Rafael Alberti, Pasionaria o María Zambrano se dio por concluido el exilio en España. Sin embargo, nos estábamos olvidando o dando la espalda a un grupo de 500 españoles que habían tenido que cruzar los Pirineos a principios de 1939, huyendo de las represalias de los vencedores", argumenta la autora.

"Son los exiliados en democracia -sostiene-, de los que poco se ha hablado y para los que el exilio fue especialmente dramático, hombres y mujeres que cruzaron la frontera con muy poca formación cultural y profesional, con pocos recursos económicos, enfermos y con muchos traumas derivados de la guerra".

A esta personas les costó mucho salir adelante y lo hicieron gracias a AARE, cuyos miembros crearon un fuerte vínculo con ellos, fruto del cual nació esta correspondencia.Cartas en las que se habla de soledad y olvido y en las que estas personas piden comida, ropa, calefacción o cristales para unas gafas. "Hablamos de necesidades básicas para una vida digna", subraya la autora.

Una correspondencia que ahora esta depositada en el Instituto Cervantes de Toulouse (Francia), junto con un amplio archivo de la vida de estos exiliados, gracias a la donación que hicieron Ritama Fernández Troyano y Rocío de Terán.

"La Asociación de Amigos de los Antiguos Refugiados Españoles fueron, en realidad, tres personas: el sociólogo y catedrático de la Universidad de Yale, Juan J.Linz, y Rocío de Terán, que residían en Estados Unidos, y Ritama Fernández Troyano, que es mi madre. Entre los tres consiguieron crear una sólida red de apoyo integrada por personas con peso en el mundo de la cultura, de la política o de la empresa", argumenta Muñoz-Rojas.

"Por eso -continúa-, las cartas de estos republicanos que seguían soñando y amando a su país y que hablaban de derechos humanos y de su apego a la República llegaban a mi casa. He convivido con esas cartas desde muy joven y, de alguna manera, también con los que las escribían. Ocuparon un gran espacio en la casa de mi familia, tanto físico como sentimental".

Esta asociación se cerró definitivamente hace dos años, cuando ya no quedaban antiguos refugiados vivos. "En ese momento -explica Muñoz-Rojas, pensamos qué podíamos hacer con el archivo de AARE, integrado no solo por cartas, sino también por una valiosa base de datos con información de cada uno de los antiguos refugiados a los que se apoyaba.

"Ahora, esas fichas e informes tienen un gran valor para conocer el exilio en ese periodo y pensamos donarlo al Instituto Cervantes para que quedara depositado en su sede de Toulouse, porque casi todos estos viejos republicanos vivieron en esa zona", concluye.

El libro cuenta, además, con un estudio preliminar de Alicia Alted, catedrática de Historia Contemporánea de la UNED, en estos momentos una de las mayores especialistas en el exilio y además vinculada a AARE desde hace tiempo.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Date un respiro

Con P. Cisneros y J. Solo

Reproducir
Directo Date un respiro

Date un respiro

Con P. Cisneros y J. Solo

Escuchar