La Compañía Nacional de Danza se atreve con ‘El Cascanueces', una versión cargada de magia

30 años ha esperado para volver a representar esta pieza en cuya preparación han empleado casi una década

La Compañía Nacional de Danza se atreve con ‘El Cascanueces, una versión cargada de magia

 

Redactora de Cultura

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:14

La Navidad se anuncia ya: en las estanterías de los supermercados están ya los polvorones y el turrón, en el cielo de las ciudades las luces preparadas, los anuncios de juguete y, no podía faltar, ‘el Cascanueces’. La creación de Chaikosvki sobre un cuento de Hoffman llega al Teatro Real con los bailarines de la Compañía Nacional de Danza.

Pocas coreografías han tenido tanto éxito a lo largo de los años como esta. La compañía nacional de danza se ha decidido por introducir algunas novedades pero respetando la versión más clásica del ballet basado en un cuento de Hoffman y cuya creación musical es de Chaikosvki.

30 años ha esperado para volver a representar esta pieza en cuya preparación han empleado casi una década. La magia que destila el cuento ha seducido al director de la compañía, José Carlos Martínez, que ha querido darle una vuelta a unos cuantos aspectos, por ejemplo al padrino de Clara, el que le regala ‘El Cascanueces’.

“Es un ilusionista” explica José Carlos Martínez, para poder llevar eso acabo ha colaborado con la compañía Manu Vera, “que ha hecho que este Cascanueces no sea mágico solo por la danza. Para ello ha trabajado con los bailarines en una serie de detalles que van a sorprender a niños y a adultos”.

‘El Cascanueces’ está ambientado en 1.910, en la fiesta de Navidad de una familia burguesa. La pequeña Clara recibe de su padrino, que en la versión clásica es juguetero, como regalo un cascanueces con forma de soldadito de madera. A media noche, el juguete traslada a clara a un mundo cargado de aventuras.

Con la orquesta titular del teatro real en directo y los pequeños cantores de la ORCAM, bajo la batuta de Manuel Coves. ‘El Cascanueces’ de la Compañía Nacional de Danza no se quedará solo en Madrid, irá también a alegrar la Navidad a San Lorenzo del Escorial, San Cugat del Vallés, Murcia y Francia. 

Lo más