Boletín

Avicii cumpliría hoy 30 años: así fue su descenso a los infiernos

El dj sueco se suicidó el pasado 20 de abril de 2018 con el cristal roto de una botella a los 28 años

ctv-ufn-gf-m3dd-zlhf-byvc dj-avicii-664x442-nocrop

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:24

El 20 de abril de 2018 Tim Bergling, el DJ más conocido como Avicii, decidió suicidarse a los 28 años. Tal día como como hoy, un 8 de septiembre, cumpliría 30 años.

Su familia creó una fundación a su nombre para luchar contra las enfermedades mentales y la prevención del suicidio.

La noticia de su muerte dejó en shock a los millones de fans que tenía el productor y músico sueco por todo el mundo. Tim Bergling -más conocido como Avicii- pasaba a convertirse en una leyenda con tan solo 28 años. Desde esa triste fecha, mucho se ha hablado de las causas de esta triste pérdida.

Aunque en los primeros momentos la familia de Avicii afirmó rotundamente que no iban a dar detalles de su muerte, pronto se supo que el Dj podría haberse quitado la vida. Su círculo más cercano emitió una carta días después de despedirle en el que hablaban de los problemas que tenía: "Nuestro querido Tim era un buscador, un alma artística frágil que buscaba respuestas a preguntas existenciales. Un perfeccionista excesivamente exitoso que viajó y trabajó duro a un ritmo que provocó un estrés extremo [...] Cuando dejó de hacer giras, quería encontrar un equilibrio en la vida para ser feliz y poder hacer lo que más le gustaba: la música".


SU FAMILIA EXPLICÓ EN UNA CARTA: "ÉL QUERÍA ENCONTRAR PAZ"

Unas sentidas palabras que terminaban con lo que muchos interpretaron como la confirmación de que Bergling se había quitado la vida: "Realmente luchó y reflexionó sobre el significado de la vida y la felicidad. Él no pudo más. Él quería encontrar paz". A esta carta se sumó la información publicada por TMZ donde explicaban que cómo el Dj había dejado este mundo. 

ctv-ysk-1554987877 233842 1554987991 noticia normal

Una serie de informaciones que entristecieron mucho más a todos aquellos que le amaron y quisieron, y que les han llevado a reflexionar durante todas estas semanas sobre el infierno que vivió el joven Avicii. Esta espiral negativa queda muy patente en el documental que se estrenó hace dos años, Avicii: True Stories (2017).

Esta producción dirigida por Levan Tsikurishvili bucea entre la gloria y el deprimento del artista sueco. Desde sus primeros pasos en el mundo de la música electrónica hasta su retirada de los escenarios en Ibiza en agosto de 2016. 


AVICII QUERÍA DEJAR DE SER AVICII PARA SER DE NUEVO TIM

Durante la hora y media que dura el documental (disponible en Netflix) vemos como Avicii comienza a dejar de ser él mismo para introducirse en un círculo vicioso donde los conciertos y el alcohol lo eran todo. Una pancreatitis y una operación de apéndice que obligaron a retirarse momentáneamente, pero la presión por continuar con sus giras le llevaron a reincorporarse mal y pronto.

Lo que en un primer momento puede parecer una vida de ensueño se convirtió en una verdadera pesadilla. Los últimos años de Tim en el circuito de la música electrónica fueron agonizantes: él ya no quería subirse a los escenarios. Sus problemas con su primer representante, Ash Pournouri, le llevaron a romper con él cuando decidió dejar los escenarios de forma indefinida.

Una auténtica lucha por dejar de hacer concierto que le provocaba ansiedad e infelicidad. Aunque el Dj parecía haber encontrado la felicidad a finales de 2016, el destino le llevó a encontrarse con la muerte el pasado 20 de abril.

Lo más