También en directo
Ahora en vídeo

Política

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El giro de los Mossos: de no retirar urnas el 1-O a ser atacados por los secuaces de Puigdemont

Con el 155, el cuerpo autonómico ha vuelto a colaborar con el Gobierno y han acatado las órdenes recibidas

El giro de los Mossos: de no retirar unas el...
 
  • COPE.ES

Los Mossos d'Esquadra detuvieron este domingo a nueve personas en los disturbios de protesta por la detención del expresidente Carles Puigdemont, que se saldó con más de un centenar de heridos. 23 de los atendidos por los servicios de Emergencias fueron los propios agentes del cuerpo autonómico, que han pasado de ser cómplices encubiertos de la farsa del referéndum ilegal del 1-O a ser atacados por los secuaces de Puigdemont. Los Mossos protegieron los alrededores de la delegación del Gobierno y posteriormente varias calles del centro de Barcelona, donde grupos de independentistas quemaron en la vía decenas de contenedores.

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

El cambio de papel de los Mossos es muy notorio bajo las órdenes de un 155 que se ha mostrado implacable. Solo unas horas después de su aplicación, el Ejecutivo decidió destituir al major Trapero y poner al mando al que era su número dos, Ferrán López. Con él, los Mossos han vuelto a colaborar con el Gobierno y han acatado las órdenes recibidas desde arriba.

En los cinco meses de nueva dirección, solo el dispositivo de la huelga general del 8 de noviembre quedó en entredicho.  En algunos lugares, como las calles principales de Barcelona, los agentes de la policía autonómica intervinieron con contudencia para despejar la calzada de piquetes que bloqueaban el tráfico. Sin embargo, en algunas carreteras los mossos parecían mostrar una conducta completamente pasiva y parecían proteger más los piquetes de las iras de los conductores que llevaban horas sin poder llegar a su trabajo. Según el propio ministerio, sin embargó, no se detectó «un relajamiento» en las obligaciones de la Policía catalana.

Según el propio ministerio, sin embargó, no se detectó «un relajamiento» en las obligaciones de la Policía catalana.

El 30 de enero, los manifestantes independentistas concentrados en los alrededores del Parlament rompieron el candado de algunas puertas de acceso al Parque de la Ciutadella y desbordaron el cordón policial de los Mossos d'Esquadra en protesta por el aplazamiento del pleno de investidura de Carles Puigdemont. Los agentes improvisaron un nuevo vallado y hubo momentos de tensión con enfrentamientos de grupos de manifestantes con los agentes, que llegaron a usar la fuerza y detuvieron a dos personas. El dispositivo policial, a todas luces insuficiente, fue duramente criticado por algunos partidos.  "No entiendo que mil personas pongan en jaque el parlamento catalán ni tampoco el dispositivo policial que se diseñó, aunque recuerdo que esto ahora es competencia de Zoido", señalaba el día después Rivera en 'Herrera en COPE'. El líder de Ciudadanos criticó duramente las imágenes "de gente rompiendo candados y saltando puertas mientras los Mossos no hacían nada".

El 2 de febrero, COPE.es desvelaba el enfado de algunos miembros del cuerpo autonómico. “No lo entendemos. Pensábamos que con el mando directo del ministerio del Interior esto sería otra cosa, pero es más de lo mismo”. Quien hablaba así era un mosso con décadas de servicio en Girona que el pasado martes siguió desde su coche patrulla lo que hacían algunos de sus compañeros desplegados a las puertas del Parlament. Los policías actuaron con ordenes expresas de contención ante los violentos que muchos califican de “tibias”. “Algunas cosas han mejorado pero seguimos donde estábamos,” afirma un mosso destinado en seguridad ciudadana en Barcelona.

El misterio del Interior mantiene un respeto escrupuloso al principio de jerarquía del cuerpo. A pesar de las reuniones de coordinación entre las distintas policías desplegadas se deja siempre la iniciativa y la dirección a quien marca la ley: el cuerpo autonómico. Ese es el dato que más valora la Institución y lo que hace que todos hayan acatado sin fisuras el nuevo orden. Todos los operativos siguen siendo diseñados por la prefectura de Mossos, sin interferencias de Interior.

La actuación de los Mossos este domingo ha devuelto la confianza: el cuerpo autonómico cumple con sus obligaciones. Incluso si eso implica la detención de uno de sus propios miembros, que fuera de su ejercicio formó parte de las protestas por la detención de Puigdemont en Alemania. 

Lo más visto

  • El Html Mod no se ha encontrado