Santa Teresita del Niño Jesús

Patrona de las misiones desde la contemplación

Tiempo de lectura: 1’

Hay almas que llegan en poco al momento de la siega porque en un breve periodo maduran en una Fe de forma vertiginosa y son halladas válidas para la siega. Iniciamos el mes de octubre con la festividad de Santa Teresita del Niño Jesús que en tan sólo 24 años tuvo tiempo de madurar para nacer a la vida plena. Nacida en Alençon (Francia) el año 1873, siente desde muy joven la llamada del Señor a la vida contemplativa.

Ella misma dice que cuando meditaba el capítulo 13 de la Primera Carta de San Pablo a los Corintios, donde el Apóstol recuerda que en la Iglesia hay multitud de servicios, no se ubicaba en ninguno de ellos. Su lugar propiamente lo encuentra en el Amor y servicio a Cristo. Así entra en el Convento de las Carmelitas de Lisieux. No obstante ya llevaba desde muy niña intentando ingresar en la Orden carmelita sin conseguirlo de momento.

El santoral de hoy, jueves 1 de octubre

Su principal motor para seguir este camino lo encontró en la tierna confianza en Dios, la sencillez y la humildad. Y como el verdadero testimonio se conoce desde las obras, trató de infundir todo esto en el corazón de las novicias.Tras una grave dolencia, muere con tan sólo 24 años, ofreciendo su vida por la Iglesia y la extensión del Evangelio.

Destaca también su profundidad mística. No en vano, ante los primeros síntomas de la enfermedad, asegurará: “Es el Esposo que llega”. Es Patrona de las Misiones, junto con San Francisco Javier. Curiosamente la lógica de la vida contemplativa le llevaba a no salir del Convento pero curiosamente se trató por carta con algunos misioneros japoneses. Ellos no encontraban mejor aliento que el de aquella joven carmelita. Por eso tiene tal patronazgo.

Religión