Boletín

SANTORAL 10 JULIO

El Santo Patrono de los conductores que llevó a Cristo sobre sus hombros

San Cristóbal era un hombre fuerte, que buscaba servir al señor más poderoso del mundo. Tras probar con el rey y el diablo, se encontró con Cristo

ctv-zuv-cristobal
Jesús Luis Sacristán

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10 jul 2019

Existen muchos santos que el pueblo fiel les tributa culto desde la antigüedad en una historia que se ha hecho muy popular y acogida por todos. Todo el relato de su vida ha mostrado que Dios no abandona a su pueblo y que se fija en una faceta concreta de la vida de los hombres que tal vez estaba descuidada o tal vez no existía una preocupación excesiva por ella, siendo necesaria.

Es el caso de San Cristóbal, que celebramos en este día. Su origen se remonta al siglo III. Cananeo de origen, es un hombre pagano tan fuerte como alto y robusto. Su rostro daba miedo por el impacto de las facciones y faceta de gigante, para lo que era la media de un hombre normal. Su nombre de origen es Réprobo Relicto. 

Tal es su situación, que el rey cananeo le lleva a su corte porque él se ha empeñado en que quiere ponerse al servicio del hombre más fuerte. Pero por el poder el ser humano puede volverse necio como le sucede.

Un día un teatrero de la corte le cuenta al monarca una historia del demonio por lo que le rey se asusta. Réprobo interpreta ese miedo del rey como que el demonio es más fuerte y en un gesto de necedad se va a buscar al diablo al que encuentra. Pero he aquí que viene la verdad que prevalece sobre el error. Cuando camina con el maligno y sus secuaces ve que estos se atemorizan cuando ven una Cruz por su trayecto. Al preguntar Relicto, le contesta el maligno que tienen miedo a Jesús llamado “Cristo” porque les venció en una Cruz.

Entonces, Relicto entiende que es más fuerte Cristo que ellos y se va a vivir a modo de ermitaño junto a un río para buscar ese encuentro con Dios. Mientras hace oración y penitencia, ayuda a cruzar por su fortaleza a muchas gentes que se ven obligados a pasar de una orilla a otra. 

Un día oye el llanto de un Niño muy pequeño que quiere cruzar. Pensando que es lo más sencillo, se lo carga sobre los hombros. Pero a medida que atraviesa el cauce de extremo a extremo parece como si le faltasen las fuerzas. Entonces se queja al pequeño diciéndole: “Niño. Pesas tanto que parece como si hubiese llevado el mundo encima”. Entonces el Pequeño el contesta: “Y no sólo al mundo sino también a su Autor. Por eso desde ahora ya no te llamarás Relicto sino Cristóforo (Cristóbal) que significa el que ha portado a Cristo". 

Según la tradición, es apresado por su condición de cristiano y el rey de Licia intenta apartarle de la Fe. Como no lo consigue, manda decapitar a Cristóbal después de multitud de tormentos. Al morir, San Cristóbal consigue la conversión del monarca. Es Patrono de las gentes de la Carretera.

Lo más