Santoral

San Dámaso

Introdujo el uso de la voz hebraica Aleluya, participó en las obras de la Basílica de San Lorenzo Extramuros y ordenó la traducción de la Biblia al latín, la "Vulgata"

La Salvación que Dios trae, se ha mostrado en los Santos que han alentado al esperanza en el Amor de Dios que no defrauda. En este camino hacia la Navidad, hoy conmemoramos al Papa San Dámaso. Procedente de Hispania, su vida transcurre en el siglo IV. Nace, concretamente hacia el año 304. Secretario de los Pontífices Félix y Liberio, fue elegido Papa el año 366, haciendo honor a su nombre – que significa domador - ya que se preparó un tumulto contra él en la Ciudad Eterna y hubo de remediarlo.

Coincide este momento con el ascenso al trono imperial de Constantino I. Durante su Pontificado tuvo a San Jerónimo como secretario. A él le encargaría la traducción al latín de la Sagrada Escritura, obra conocida como “Vulgata”, que, además, tuvo que ser ratificada por el Concilio de Trento siglos más tarde para desautorizar la doctrina de la libre interpretación, promovida por Lutero en la Reforma Protestante.

El santoral de hoy, sábado 11 de diciembre

También figuran entre sus reformas el añadir “Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo, como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. AMÉN”, en todas las oraciones cristianas, así como la petición de que sea reconocido el Vicario de Cristo, Pastor de la Iglesia Universal.

Muchos son los epitafios y reflexiones que levantó en honor de los santos mártires, colocando estos pensamientos en las propias catacumbas, donde estaban sepultados, para que reflejasen su Fe y entrega hasta el final por la Buena Nueva del Evangelio. San Dámaso muere el año 384, en un clima de santidad y sencillez, pidiendo ser sepultado en un ambiente alejado de recuerdos y de las tumbas de los mártires más conocidos, hasta que levanten allí una Basílica en su honor.


dd/mm