Ángela de la Cruz: la sevillana zapatera que acabó siendo santa

El 5 de noviembre celebramos en el santoral a Santa Ángela de la Cruz

Ángela de la Cruz: la sevillana zapatera que acabó siendo santa

 

Jesús Luis Sacristán

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 09:13

La sencillez y el trabajo bien hecho de cada día se unen al habla de la Santa que conmemoramos este 5 de noviembre: Santa Ángela de la Cruz. Nacida en Sevilla el año 1846, su familia es de origen pobre y humilde. El ambiente religioso siempre rodeó a aquel hogar modesto.

Durante su juventud, Ángela trabajó en una zapatería, situación que compaginaba con la atención a los pobres y necesitados, siguiendo el Modelo de Cristo en el Evangelio que invitaba a ser mansos y humildes de corazón. De esto se serviría el Señor para encauzarle a la tarea que iba a desempeñar en la Iglesia.

Y es que cuando tuvo por confesor al Padre Torres, ella hizo propósito de entrar en la vida religiosa, pero el guía espiritual le ayudó a descubrir los designios de la Providencia, que le llevaba a fundar un nuevo carisma: La Compañía de Hermanas de la Cruz. Su cometido fundamental era precisamente la asistencia los más necesitados, siguiendo la idea que Ángela había desempeñado hasta ese momento. A ello se unía la austeridad que tenían. También asumieron muchos rasgos del espíritu franciscano, en su camino de perfección, ya que él era ejemplo de desprendimiento por Dios.

Muere el año 1932 en la capital hispalense, dejando escritos de gran profundidad. San Juan Pablo II la beatificó durante su visita a España en 1982. Él mismo la canonizó en Madrid el año 2003, después de que en 2002 se aprobara el milagro de un niño que sufría una sería obstrucción de la arteria que pasaba por la retina, con lo cual no veía, pero tras encomendarse a Santa Ángela recuperó visión de forma instantánea.

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar