Guía para no perderte las citas principales del primer viaje de un Papa a Irak

Entre los escombros de ciudades donde los yihadistas intentaron borrar toda presencia cristiana Francisco va dispuesto a promover la paz, el diálogo y la fraternidad

Tiempo de lectura: 5’

Del 5 al 8 de marzo los ojos del mundo estarán pendientes de Irak. El Papa francisco ha escogido precisamente este país para contribuir a que nadie olvide lo que sucedió en esta tierra arrasada por la destrucción del Estado Islámico. En su viaje internacional nº33 alentará a la comunidad cristiana que ha sufrido persecución, y a pesar de todo continúa en la tierra de sus antepasados tras pagar un alto precio.

A lo largo de tres días visitará 6 ciudades: Bagdad, Najav, Ur, Erbil, Mosul, Qaraqosh, le escucharemos en 4 discursos, dos homilías, una oración de sufragio por las víctimas de la guerra y un Ángelus. Entre los escombros de ciudades donde los yihadistas intentaron borrar toda presencia cristiana Francisco va dispuesto a promover la paz, el diálogo y la fraternidad y a reconstruir la confianza.

ctv-lt0-iglesia-irak

1. Los cristianos perseguidos: objetivo y fin del viaje

Viajar a Irak ha estado siempre presente en los deseos del Papa. No ha sido una decisión fácil y han sido muchas las circunstancias que se han puesto en contra. Desde la propia evolución de la pandemia hasta los problemas de seguridad. Pero el Papa ha tenido siempre muy claro que la única razón que le hubiera impedido viajar es el coronavirus. Recientemente, en un encuentro con periodistas de la agencia católica norteamericana CNS, Francisco reiteraba que iría a Irak a visitar a los cristianos aún cuando sólo pudieran seguirlo por televisión: “Quiero que sepan que el Papa está con ellos y soy el pastor de gente que esta sufriendo”.

La primera visita de un Pontífice a Irak restañará heridas, impulsará el regreso de quienes todavía desconfían de la seguridad de la región y ayudará a reforzar el papel de los cristianos como un factor histórico de estabilidad en la zona. Contribuirá también a que se realicen cambios sustantivos en el tratamiento que se les da en el país. La simple cobertura mediática que se está realizando previa al viaje ayuda a explicar que los cristianos no son unos recién llegados al país, sino que arrastran una historia milenaria a sus espaldas. Pero sobre todo fortalecerá a miles de personas que lo perdieron todo con la llegada del Daesh, y comprobarán que la Iglesia no quiere dejarles sólos.

ctv-kq5-papa-irak-welcome

2. El Papa se encontrará con la comunidad cristiana en Iglesias que fueron arrasadas por el extremismo islámico.

En la primera jornada del viaje el Papa se reunirá con los obispos, religiosos, sacerdotes y catequistas en la Catedral Siro-Católica de Bagdad, donde el 31 de octubre de 2010 tuvo lugar una terrible masacre mientras los cristianos se encontraban en Misa. En el ataque 48 cristianos fueron asesinados y 80 resultaron heridos. Su proceso de Beatificación está abierto.

Aquel 31 de octubre de hace 11 años era domingo y en el interior de la catedral siro-católica de Bagdad 150 personas asistían a la Misa dominical. Los terroristas irrumpieron en el interior con el rostro cubierto y comenzaron a ametrallar a quienes se le ponían por delante, entre ellas dos sacerdotes que les suplicaron que no hicieran daño a nadie. Algunos pudieron salvarse atrincherados en la sacristía. Los cinco terroristas tomaron como rehenes a todos los presentes, exigiendo la liberación de algunos miembros de Al Qaeda. Les ordenaron tumbarse en el suelo, excepto los varones jóvenes, a los que abatieron uno por uno. Cuando las fuerzas de seguridad iraquíes irrumpieron en la Catedral, junto a soldados estadounidenses, los terroristas ya estaban preparados para inmolarse. En ese momento detonaron sus cinturones bomba provocando la masacre.

El domingo 7 de marzo el Papa visitará a la comunidad cristiana en Qaraqosh, en la iglesia más grande de Irak, reconstruida tras ser arrasada por el Estado Islámico.

Si hay un lugar donde el Papa Francisco quería estar durante este viaje, es la ciudad de Qaraqosh – o Baghdeda, como la llaman los cristianos en arameo. Cuando en octubre de 2016 las fuerzas iraquíes y sus aliados recuperaron estos territorios, decenas de miles de cristianos desplazados regresaron a sus hogares. Según los últimos datos publicados por la fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada, el 43% de las familias cristianas que vivían en Qaraqosh antes de la invasión de Daesh han regresado.

La vida de los habitantes de Qaraqosh cambió para siempre el 6 de agosto de 2014. En su avance, el ejército del ISIS fue arrasando los asentamientos cristianos de la Llanura de Nínive, al norte y al este de Mosul, y unos 150.000 cristianos tuvieron que huir de la noche a la mañana.

Uno de los edificios contra el que se ensañaron especialmente fue la gran iglesia siro-católica de Al-Tahira (de la Inmaculada Concepción), todo un símbolo para la comunidad católica del país. Los soldados saquearon, destruyeron y quemaron objetos sagrados, esculturas, pinturas, mobiliario, documentos históricos.

Que se haya podido reconstruir y que el Papa pise ese suelo que construyeron con esfuerzo sus antepasados supone una señal de esperanza para todos ellos.

El Papa llegará a Qaraqosh en helicóptero el domingo 7 de marzo. Visitará la iglesia, les dedicará un discurso y rezará junto a ellos el Ángelus. Después, volverá a Erbil en donde presidirá por la tarde la Santa Misa en el estadio “Franso Hariri”.

Será una jornada muy intensa, porque ese mismo día el Papa viajará por la mañana de Bagdad a Erbil, en donde será recibido por las autoridades religiosas y civiles de la región autónoma del Kurdistán iraquí. Luego, Francisco irá en helicóptero de Erbil hacia Mosul en donde realizará una oración de sufragio por las víctimas de la guerra en Hosh al-Bieaa (Plaza de la Iglesia).

ctv-tpb-papa-irak

3. El importante encuentro del Papa con el líder chiita Al-Sistani, factor de estabilidad en Irak

Será una visita privada entre el Papa y Al Sistani, uno de los clérigos chiíes más influyentes, referente moral de millones de seguidores en todo el mundo. El Papa se trasladará hasta la ciudad de Najaf para encontrarlo. No se habían visto nunca antes. El ayatolá apenas se ha movido de Irak, y hasta el momento ningún Papa había puesto un pie en este país.

Los analistas internacionales le consideran una persona clave en la región desde el final de la Guerra de Irak y su encuentro con el Papa Francisco podría marcar la culminación de un largo intercambio de muestras de cercanía y hasta de simpatía hacia los cristianos.

La importancia histórica de este encuentro en grande, porque en cierta forma servirá para cerrar un círculo, escenificando, aunque sólo sea de forma simbólica puesto que no está prevista la firma de ningún documento, la importante alianza sobre la fraternidad humana realizada en Abu Dhabi en 2019 entre el Papa y el gran imán de Al-Azhar. Una vez abierto un canal de diálogo con el islam sunita, ahora se realiza también con los chiitas.

ctv-pc3-francisco-irak

4. Oración por la unidad de todas las religiones en la llanura de Ur, la tierra de Abraham, profeta para cristianos, musulmanes y judíos.

El gran sueño incumplido de San Juan Pablo II durante el Gran Jubileo del 2000 fue recorrer la tierra de Abraham. Deseaba subrayar con su presencia el permanente vínculo de la Iglesia con el antiguo pueblo de la alianza: “me gustaría, si ésta es la voluntad de Dios, ir a Ur de los Caldeos, la actual Tal al Muqayyar, en el sur de Irak, ciudad donde, según la narración bíblica, Abraham oyó la palabra del Señor que lo arrancaba de su tierra, de su pueblo, y en cierto modo de sí mismo, para hacer de él el instrumento de un designio de salvación que abarcaba el futuro del pueblo de la alianza e, incluso, todos los pueblos del mundo” (Carta del 29 de junio de 1999).

El encuentro interreligioso en la Llanura de Ur de Caldea será uno de los grandes momentos del viaje del Papa a Irak, puesto que Abraham es profeta para cristianos, musulmanes y judíos. Representa, además, un símbolo de la unidad para todos los cristianos del país. El Papa Francisco estará en la “casa” de Abraham. Una imagen histórica, signo de esperanza y de concordia para todas las religiones que cohabitan la región y que han sufrido persecuciones religiosas.

Venerado por judíos, musulmanes y cristianos, la figura del gran patriarca bíblico es capaz de conciliar puntos de unión entre las tres grandes religiones monoteístas del mundo.

Religión