Francisco anima a "no ser ingenuos y tomar la iniciativa" frente a las historias de corrupción de este mundo"

Durante la oración del Ángelus, el Papa alerta qua ante las "situaciones oscuras" estamos llamados "a ser creativos para hacer el bien"

Tiempo de lectura: 2’

El Papa Franciso ha advertido que "quien se mueve en las tinieblas, según ciertos criterios mundanos, sabe salir adelante incluso en medio de los problemas, sabe ser más astuto que los otros; sin embargo, los discípulos de Jesús, es decir,nosotros, a veces estamos dormidos, o somos ingenuos, no sabemos tomar la iniciativa para buscar salidasen las dificultades".



Así lo ha expresado este domingo 18 de septiembre durante el rezo del Ángelus que ha congregado a cientos de fieles en la Plaza de San Pedro. Explicando el texto del Evangelio de hoy, el Santo Padre ha profundizado en los momentos de crisis personal, social, perotambién eclesial: "A veces nos dejamos vencer por el desánimo, o caemos en la queja y en el victimismo.Sin embargo —dice Jesús— se podría también ser astutos según el Evangelio, ser despiertos y atentos paradiscernir la realidad, ser creativos para buscar soluciones buenas, para nosotros y para los otros".

ctv-xuo-captura-de-pantalla-2022-09-18-a-las-120128



Promover la fraternidad y el cuidado a los demás

Para heredar la vida eterna no es necesario acumular losbienes de este mundo, lo que cuenta es la caridad que habremos vivido en nuestras relaciones fraternas. De esta forma, Francisco ha insistido: "No uséis los bienes de este mundo solo para vosotros mismos y para vuestroegoísmo, sino utilizadlos para generar amistades, para crear relaciones buenas, para actuar en la caridad,para promover la fraternidad y ejercer el cuidado hacia los más débiles".

Por último, el Papa ha lamentado que en el mundo de hoy hay historias de corrupción como la que el Evangelio nos cuenta: "conductas deshonestas, políticas injustas, egoísmos que dominan las elecciones delos individuos y de las instituciones", y tantas otras situaciones oscuras. "Pero a los cristianos no se nos permite desanimarnos o, peor aún, dejarlo pasar, permanecer indiferentes. Al contrario, estamos llamados a ser creativos en el hacer el bien, con la prudencia y la astucia del Evangelio, usando los bienes de este mundo —no solo los materiales, sino todos los dones que hemos recibido del Señor— no para enriquecernosa nosotros mismos, sino para generar amor fraterno y amistad social", ha concluido.

Religión