Vuelve a ver la liberación de 3 presos por parte de la Cofradía 'El Rico' de Málaga, un hecho sin precedentes

Entre los indultados, dos de los internos, un hombre y una mujer, fueron condenados por tráfico de estupefacientes y otro varón por un robo con fuerza

Tiempo de lectura: 3’

TRECE ha ofrecido para todos los espectadores un hecho histórico durante la tarde de este Miércoles Santo. La Cofradía de Jesús El Rico de Málaga ha liberado no a un preso - como es tradicional desde hace 270 años con escasas excepciones -, sino a tres reclusos en todo un hecho histórico; han sido dos hombres y una mujer internos en el Centro de Inserción Social malagueño - dos de ellos - y el centro penitenciario de Archidona (Málaga) - el otro -.

Entre los indultados, dos de los presos -un hombre y una mujer- fueron condenados por tráfico de estupefacientes y otro varón por un robo con fuerza. Don M.C.L, uno de los presos que ha obtenido la libertad, tiene 25 años y es de nacionalidad española. Fue penado por un delito contra la salud pública y le quedaban seis meses de condena. Don J.M.R, el otro hombre español, fue condenado por un robo con fuerza en una casa habitada. Se encontraba en la cárcel del municipio de Archidona y cumplía su condena en agosto del 2023.Por último, Doña A.L.R, la mujer que estaba interna en el Centro de Inserción Social malagueño, fue condenada por tráfico de drogas. Esta española de mediana edad cumplía condena de cuatro años.

ctv-461-hola


Después de que en la pasada Semana Santa no se pudiera efectuar el acto por el estado de alarma debido a la pandemia del coronavirus, este año la hermandad solicitó poder hacerlo en la Catedral malagueña en vez de en la Iglesia de Santiago como tenía previsto al ser tres reos y no uno los que - de manera especial - han obtenido la libertad en virtud de los indultos aprobados este martes por el Consejo de Ministros.


La reacción de los indultados

El hermano mayor de la hermandad, Antonio Martínez Piñar, ha confesado que los tres son creyentes y conocían la Cofradía de El Rico y ha manifestado en sus redes sociales cómo los reos “rompían a llorar mirando al cielo, incrédulos, temblando y dando gracias a Dios” por haber sido “tocados por la suerte del indulto”, lo que es “lo más grande” que puede vivir un hermano de la cofradía.

“Tres son las veces que he tenido la gran dicha de mirarlos cara a cara y comunicarles que van a ser libres”, ha argumentado en su Facebook, y ha proseguido: “Van a olvidar esos años de privación de libertad, de no estar junto a sus familias, años sin poder abrazar por las noches a sus hijos, a sus parejas, a sus padres”.


ctv-lkn-captura-de-pantalla-2021-03-31-a-las-202528


El obispo de Málaga: "Somos condenados por nuestos pecados"

El obispo de Málaga, Jesús Esteban Catalá Ibáñez, ha manifestado que “nosotros somos todos condenados justamente por nuestros pecados, pero Cristo asume con nuestra condena. Él carga con nuestra Cruz, Él nos perdona y nos da la libertad porque Él es el amor que redime y perdona”.

Después, ha añadido que “Él ha cargado sobre sus espaldas la condena de toda la humanidad. Y aunque no seamos condenados por un tribunal humano, Él carga siempre a sus espaldas la condena que merecen nuestros pecados”. Y, por último, se ha dirigido a los cofrades y a los fieles: “Todos demos gracias al Señor que nos ama, nos ha redimido, y nos perdona porque Jesús el Rico es rico en misericordia y perdón”.


La Cofradía El Rico de Málaga libera este Miércoles Santo a tres presos en un hecho histórico


La tradición de liberar a un preso

La tradición de liberar a un preso en Málaga se basa en una pragmática real de Carlos III, dictada tras una epidemia de peste en 1756 que incidió gravemente entre la población y ocasionó la suspensión de las procesiones de Semana Santa de 1759.

Ante esta circunstancias, los reclusos de la prisión pidieron al alcaide sacar ellos la imagen de El Rico, de la que se declaraban devotos, y, al serles denegada la solicitud, se amotinaron, escaparon y llevaron a hombros el Cristo por las calles en la procesión más larga que se recuerda en la ciudad.

Tras acabar, los presos volvieron a sus celdas; lo que coincidió con la repentina desaparición de la epidemia - que se cobró numerosas vidas - y esto fue interpretado como un milagro que impresionó al rey, quien concedió el privilegio, ratificado por Juan Carlos I poco después de ser proclamado monarca.

Religión