Una diócesis de Costa Rica acoge a las Misioneras de la Caridad expulsadas de Nicaragua

Las religiosas agradecen el recibimiento de la diócesis de Tilarán Liberia y aseguran sentir paz

Tiempo de lectura: 2’

"Las recibimos con todo el amor que se merecen por su servicio y su entrega a Dios y a la Iglesia. Son 18 hermanas religiosas que se encontrarán pasando por nuestro país, las cuales fueron expulsadas por el Gobierno de Nicaragua". Así indicó la diócesis de Tilarán Liberia, en la provincia de Guanacaste, tras la salida de Nicaragua de las Misioneras de la Caridad. La disolución de la congregación, junto a otras 100 ONGs en Nicaragua, fue aprobada con carácter urgente y sin debate el miércoles pasado en el Parlamento.

El obispo de esta diócesis, Manuel Eugenio Salasar, daba la bienvenida a las hermanas: "Es un honor para nuestra Diócesis de Tilarán - Liberia que sus plantas pisen estas tierras. Oramos por la Iglesia en Nicaragua, por sus obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas". Así, les decía que la diócesis "está de puertas abiertas para recibirlas, gracias por su ejemplo, entrega y servicio a los más pobres entre los pobres. La Santa Madre Teresa de Calcuta, siga intercediendo por sus intenciones".

"Queremos agradecer a Costa Rica el amor con el que nos ha recibido. Solo son palabras de agradecimiento. Estamos sorprendidas del recibimiento que hemos tenido. La Madre Teresa siempre decía que obras de amor son obras de paz y desde el momento que hemos pisado este pais solo hemos sentido paz, paz", aseguraba una de las hermanas expulsadas de Nicaragua al llegar a Costa Rica.

Las Misioneras de la Caridad, creada el 16 de agosto de 1988 durante el primer régimen sandinista (1979-1990) tras una visita a Nicaragua de la madre Teresa de Calcuta, mantenía una guardería, un hogar para niñas víctimas de abusos o abandonadas y un asilo de ancianos, que comenzaron a cerrar desde el pasado 15 de junio.

Según un informe de la Dirección General de Registro y Control de Organismos Sin Fines de Lucro del Ministerio de Gobernación de Nicaragua, las Misioneras de la Caridad incumplieron con sus obligaciones conforme a la ley que los regula, y la Ley de Lavado de Activos, el Financiamiento al Terrorismo y el Financiamiento a la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva.

Según las autoridades de Nicaragua, las Misioneras de la Caridad no estaban acreditadas por el Ministerio de Familia para funcionar como guardería, centro de desarrollo infantil u hogar de niñas o asilo de ancianos, ni tenían permiso del Ministerio de Educación para realizar el reforzamiento de aprendizaje.

Ilegalizan a 858 ONGs

En Nicaragua, con el voto de los sandinistas, se han ilegalizado 858 ONGs, de más de 6.000 existentes.

Estas medidas son promovidas por el Gobierno desde diciembre de 2018, ocho meses después de que estallara una revuelta popular -originada por unas controvertidas reformas a la seguridad social- calificada como intento de golpe de Estado por el presidente Daniel Ortega.

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018, que ha dejado centenares de muertos en protestas populares tildadas de intento de golpe de Estado por Ortega, que lleva 15 años y 5 meses consecutivos en el poder, en medio de denuncias de autoritarismo y fraude electoral.

Religión