El obispo emérito belga Lucas Van Looy renuncia al cardenalato

Pide al Papa que reconsidere su nombramiento después de ser acusado de encubrir casos de abusos sexuales a menores durante su etapa como obispo de Gante

Tiempo de lectura: 2’

El obispo emérito de Gante, Lucas Van Looy, no será cardenal. Lo ha anunciado la Conferencia Episcopal Belga este jueves 16 de junio en un escueto comunicado —tres párrafos— en el que indica, a modo de explicación, que el religioso salesiano, de 80 años, «no siempre reaccionó con la suficiente energía contra los abusos en las relaciones pastorales» durante su etapa de gobierno en aquella diócesis (2004-2020).

La nota informativa reconoce que, además de «muchas reacciones positivas», el anuncio del Papa de crearle cardenal en el próximo consistorio había suscitado también «críticas». Y explica que, «para evitar que las víctimas de tales abusos se vean perjudicadas nuevamente», el obispo ha pedido al Papa que dé marcha atrás en su decisión de otorgarle el cardenalato, solicitud que el Santo Padre ha aceptado.

Los obispos belgas «aprecian» el paso dado por Van Looy y reafirman su compromiso de seguir luchando «contra toda forma de abuso en la Iglesia católica».

Serán por tanto veinte, y no veintiuno, los purpurados que creará Francisco en el consistorio del 27 de agosto.

Salesiano, misionero en Corea

Lucas Van Looy fue el segundo de los cinco cardenales no electores anunciados por Francisco tras el rezo del Ángelus del pasado 29 de mayo. Nacido el 28 de septiembre de 1941 en Tielen (diócesis de Amberes), cursó estudios secundarios con los jesuitas en Turnhout y con los salesianos de Hechtel. En 1961 ingresó como novicio en la congregación de Don Bosco.

Hizo sus estudios de Filosofía en el escolasticado salesiano de Groot-Bijgaarden (1962-1964) y, tras una etapa en Corea, prosiguió los de Teología en la Universidad Católica de Lovaina (1967-1970), licenciándose en Misionología. Realicó su profesión perpetua el 6 de marzo de 1968 y fue ordenado sacerdote en Oud-Heverlee (Bélgica) el 12 de septiembre de 1970.

Ya como sacerdote, en seguida marchó como misionero a Corea, donde fue educador (1972-1974), capellán de los estudiantes católicos (1974-1978) y provincial (1978-1984). De 1984 a 1996 fue miembro del Consejo General de los Salesianos de Don Bosco como responsable de las misiones (1984-1990) y responsable de la Pastoral Juvenil Salesiana (1990-1996). De 1996 a 2003 ejerció como Vicario General del Rector Mayor de los Salesianos, siendo al mismo tiempo «responsable de la Familia Salesiana».

Fue san Juan Pablo II quien lo llamó para el ministerio episcopal, nombrándolo obispo de Gante el 19 de diciembre de 2003. Estuvo al frente de la diócesis durante 16 años, hasta el 27 de noviembre de 2019.

Religión