Manos Unidas ayuda a Kenia tras las inundaciones: "Sin hogar y sin medios para vivir"

La ONG de la Iglesia Católica ha iniciado una campaña para combatir la tortuosa situación que atraviesa Kenia

Tiempo de lectura: 2’

Manos Unidas ha puesto en marcha una campaña de emergencia para paliar las consecuencias de las inundaciones sufridas por Kenia los pasados meses de abril y mayo, proporcionando alimentos básicos ante la escasez alimentaria y sensibilizando e informando sobre cuidados higiénicos para evitar enfermedades relacionadas con el agua como el cólera. En los paquetes se incluyen 12 kilogramos de maíz, 9 de judías, 4,5 de arroz, 1,5 litros de leche, 1,5 litros de aceite y 1 paquete de sal para cada familia, siendo un total de 1.500 familias las beneficiadas con esta acción que pretende recaudar 69.400 euros.

Precisamente, en Kenia, más de 400.000 personas se han visto afectadas por las fuertes lluvias que dejaron cerca de 300 fallecidos, 10.000 cabezas de ganado muertas, daños en más de 16.000 hectáreas de tierras de cultivo y en casi 2.000 colegios y unos sesenta centros de salud. De este modo, la campaña --que abarca las poblaciones de Nakuru, Makueni, Momasa y Kwale-- repartirá paquetes "contra el hambre" una vez al mes durante tres meses, según ha informado la ONG.



Según alerta la ONG, la crisis climática está incrementando tanto la frecuencia como la intensidad de las catástrofes relacionadas con el agua. Estas representan una amenaza grave para las comunidades de todo el planeta, pero especialmente a las más vulnerables por ser quienes tienen menos recursos para enfrentarlsa .Las inundaciones dificultan aún más el acceso a agua potable y a servicios de saneamiento de "millones de personas" en situación de riesgo.

"Sin hogar y sin medios para sobrevivir, estas personas no solo enfrentan el hambre y la pobreza, sino también la amenaza constante de sufrir enfermedades por la contaminación del agua como el cólera", ha señalado la coordinadora de proyectos de África Este de Manos Unidas, Goril Meisingset, según un comunicado.
Religión