Las afinidades que unen San Francisco de Asís con el joven Carlo Acutis, el "beato digital"

Las imágenes de la exhumación de su cuerpo se han vuelto virales durante esta semana y han mostrado un chico, hijo de su tiempo: zapatillas deportivas, vaqueros y sudadera

Tiempo de lectura: 3’

Después de que el pasado sábado la ciudad de Asís viviera con mucha emoción la firma de la tercera encíclica del Papa Francisco, “Fratelli Tutti”, esta semana la ciudad italiana vivirá otro momento muy conmovedor: la beatificación del adolescente Carlo Acutis.

El próximo sábado, 10 de octubre, en la ciudad del santo de los pobres, el joven chico será beatificado, considerado por la Iglesia como un ejemplo para la juventud.

Las imágenes de la exhumación de su cuerpo se han vuelto virales y han mostrado un chico, hijo de su tiempo: zapatillas deportivas, vaqueros y sudadera. De él se le conoce como gran amante del fútbol y de los videojuegos. A través de Internet propagó el amor de la evangelización y todo esto con solo 15 años. Murió a causa de una leucemia.

ctv-lqi-carlo-acutis-1

Las palabras del Santo Padre

Papa Francisco puso como referente a Carlo Acutis en la exhortación Christus Vivit, donde dijo: “es verdad que el mundo digital puede ponerte ante el riesgo del ensimismamiento, del aislamiento o del placer vacío. Pero no olvides que hay jóvenes que también en estos ámbitos son creativos y a veces geniales. Es lo que hacía el joven venerable Carlos Acutis”.

“Pero él fue capaz de usar las nuevas técnicas de comunicación para transmitir el Evangelio, para comunicar valores y belleza. No cayó en la trampa. Veía que muchos jóvenes, aunque parecen distintos, en realidad terminan siendo más de lo mismo, corriendo detrás de lo que les imponen los poderosos a través de los mecanismos de consumo y atontamiento. De ese modo, no dejan brotar los dones que el Señor les ha dado, no le ofrecen a este mundo esas capacidades tan personales y únicas que Dios ha sembrado en cada uno. Así, decía Carlos, ocurre que ‘todos nacen como originales, pero muchos mueren como fotocopias’. No permitas que eso te ocurra”, escribía el Papa en la exhortación.

ctv-63a-tumba-carlo-acutis

Su amor a San Francisco y a Asís

El postulador de la causa de beatificación de Carlo, Nicola Gori, ha escrito también su biografía "Eucaristía. La mia autostrada per il cielo" y en una entrevista con la revista Credere ha explicado y por qué Carlo Acutis es un San Francisco del siglo XXI.

El amor al santo de Asís es un hecho conocido ya que en un vídeo grabado antes de enfermar pedía que fuera enterrado en Asís para “estar cerca del santo”. Acutis además tenía una especial cercanía con las personas pobres y con la naturaleza.

Al igual que el santo de Asís, Carlo Acutis provenía de una familia adinerada, pero pese a ello Carlo quiso renunciar a todos los bienes y lo transformó en una sensibilidad hacia los últimos. “Andrea Acutis, ahora presidente de Vittoria Assicurazioni, trabajaba en la City de Londres en 1991.

ctv-ob9-carlo-acutis-asis

Las afinidades entre el santo y Carlo

La comparación entre Carlo y el santo de Asís encaja perfectamente: Francisco se despojó de sus posesiones, Carlo vivió como si no las tuviera. Su madre Antonia me dijo que era una lucha convencer a Carlo para que se comprara ropa: no le interesaba el lujo ni las marcas. Al contrario: regañaba a su madre cuando compraba cremas caras. Sus amigos de la escuela se burlaban de él porque, aunque podía permitirse unas vacaciones exóticas, decidía ir a Asís. En cuanto a la paga de sus padres, se la daba a los pobres asistidos por los capuchinos de la Ópera San Francesco”, ha recordado el postulador.

Su tiempo para los pobres también era muy importante para Carlo. Nicola Gori señala que Carlo “a menudo convencía a su madre para que lo acompañara a la estación central. Una vez encontraron a dos personas sin hogar en un banco. Al ver que uno estaba muy enfermo, Carlo obligó a su madre a llevarlo al hospital. Una vez curado, fue alojado en un pequeño apartamento familiar. A la luz de elementos como estos, el hecho de que hoy su cuerpo descanse en el santuario del Despojo en Asís se vuelve muy significativo”.

“En el funeral de Carlo – recuerda el postulador - había muchos porteros filipinos e indios del elegante barrio en el que vivía. Los conocía porque a menudo hablaba con ellos en la calle. No sólo eso: gracias a su ejemplo, la persona que trabajaba en la casa de la familia Acutis, un hindú, eligió ser bautizado. Sin embargo, Carlo no hizo propaganda alguna, sino que dio testimonio de vida”.

Religión