¿Sabes en qué consiste el rezo del "akáthistos" a la Virgen María?

La diócesis de Tui-Vigo ha organizado "este himno de la liturgia oriental griega que medita sobre el misterio de la maternidad de María" con las comunidades ortodoxas de Galicia

Tiempo de lectura: 2’

El akáthistos es un antiguo himno de la Iglesia, que tiene una larga tradición en las Iglesias ortodoxas, orientales. San Juan Pablo II también quiso que la Iglesia católica tuviera devoción por este himno, así que promovió su difusión y concedió una serie de indulgencias”. Así lo explica José Vidal, párroco de la concatedral-basílica y vicario de Pastoral de la diócesis de Tui-Vigo, que este 8 de diciembre ha organizado este acto con motivo de la solemnidad litúrgica de la Inmaculada Concepción. En la concatedral-basílica de Santa María de Vigo, este 8 de diciembre, se reza este himno de la liturgia oriental griega que medita sobre el misterio de la maternidad de María, junto a las comunidades ortodoxas de Galicia. Una celebración presidida por el obispo de Tui-Vigo, Luis Quinteiro Fiuza.

Un gesto de comunión

Aprovechandoesta solemnidad de la Inmaculada Concepción, “es un gesto de comunión entre las Iglesias de oriente y occidente poder rezar en común a la santa madre de Dios; de ahí el origen y razón de esta celebración”, subraya Vidal. El padre Basile, patriarca de la comunidad ortodoxa residente en Vigo que participa en el rezo, explica que “el akáthistos está muy presente en la vida de la Iglesia ortodoxa, no tanto en la liturgia, como en la oración personal de cada uno. De ahí que no haya tanta presencia del rosario en la vida de los fieles ortodoxos”.

ctv-3tf-akazistos


Himno para ser siempre cantado

Daniel Goberna, prefecto de música de la catedral de Tui, ha sido uno de los encargados de preparar al grupo católico que cantará el akáthistos, que “es un himno que tiene una letra establecida como el Gloria que se utiliza en la eucaristía; la letra no varía, pero según se acoge y llega a distintas culturas y comunidades lo hacen más suyo, componiendo una música más identificativa para cada uno de ellos. De suyo es un himno para ser siempre cantado, en general, con una melodía sencilla para las distintas invocaciones o saludos a María, como en el rosario”.

En el caso de la diócesis de Tui-Vigo, tal y como explica Daniel “nos encargaremos de hacer la primera parte y utilizaremos una composición musical de Luigi Lasagna, salesiano contemporáneo a don Bosco. Durante el canto, se pedirá la participación de la asamblea con la melodía principal”.

Sobre el akáthistos

Literalmente, la palabra griega akáthistos significa «no sentado» y hace referencia, precisamente, a la forma en la que se canta o recita este himno: estando de pie —tal y como se escucha el Evangelio en la Iglesia occidental— en señal de reverencia hacia la madre de Dios. Se trata de una celebre composición mariana de anónima autoría con más de 1.500 años de tradición en la Iglesia oriental, cuyo rezo se estandariza a partir del año 625 d.C. para agradecer a la virgen María su protección tras el asedio de la ciudad de Constantinopla.

El akáthistos se compone de 24 estaciones divididas en dos partes: la primera, realza poéticamente la anunciación y el nacimiento de Jesús; la segunda, es un poema sobre la encarnación y la manifestación del amor de hijo de Dios por la creación. Así, a medida que se va proclamando el himno, se contempla a María, como madre, en el proyecto histórico-salvífico de Dios desde la creación hasta el último cumplimiento, uniéndola indisolublemente a Cristo y a la Iglesia.


Religión