Mons. Martínez Camino preside la ceremonia de inhumación de los restos mortales de María Félix Torres

El proceso de exhumación, traslado e inhumación de los restos garantiza la custodia de los restos mortales de cara a una posible beatificación

Tiempo de lectura: 1’

Monseñor Juan Antonio Martínez Camino, SJ, obispo auxiliar de Madrid, y responsable de la Pastoral de la Santidad de la archidiócesis, preside este martes 12 de enero una solemne Eucaristía en el recinto de la Compañía del Salvador, en Aravaca, en el que se ubican su casa generalicia y su casa de formación. Como ha explicado la archidiócesis de Madrid, serán consagrados el altar y la nueva ermita Mater Salvatoris, donde al término de la Eucaristía serán inhumados los restos mortales de la fundadora de la comgregación, la venerable sierva de Dios María Félix Torres, que hasta ahora reposaban en el cementerio de la Compañía en Mota del Marqués (Valladolid). Concelebrarán Alberto Fernández Sánchez, delegado episcopal para el proceso de la exhumación, traslado, tratamiento y posterior inhumación, y Joaquín Martín Abad, promotor de Justicia para este proceso, junto a los capellanes del colegio Mater Salvatoris de Madrid.

El proceso de exhumación, traslado e inhumación de los restos, realizado de acuerdo a la legislación propia de las Causas de los Santos, y con autorización expresa de la congregación de Roma, garantiza la custodia de los restos mortales de cara a una posible beatificación. La exhumación fue presidida en Mota del Marqués por el cardenal Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid, quien autorizó el traslado de la madre Félix desde la archidiócesis de Valladolid a la archidiócesis de Madrid.

El pasado 10 de julio, el Santo Padre autorizaba a la Congregación para las Causas de los Santos la promulgación del decreto relativo a las virtudes heroicas de la sierva de Dios María Félix Torres, nacida el 25 de agosto de 1907 en Albelda (Huesca) y fallecida en Madrid el 12 de enero de 2001.

Religión