El cardenal Omella lamenta la muerte de dos 'sin techo' como consecuencia del frío: "Llamo a la solidaridad"

El Arzobispo de Barcelona ha pedido a la sociedad no olvidarse de los desfavorecidos, y ha recordado que Cáritas Barcelona mantiene activa las ayudas al colectivo sin hogar

Tiempo de lectura: 2’

La ola de frío extremo sigue haciendo estragos en toda la Península Ibérica, con temperaturas mínimas que superan los veinte grados bajo cero en territorios como Teruel. Poco a poco los municipios afectados por las nieves tratan de recuperar la normalidad, aunque los hielos están dificultando la tarea.

A lo largo de los últimos días las bajas temperaturas y las nevadas han provocado atascos y personas que se han quedado incomunicadas en las carreteras, pero lo peor es que se ha cobrado algunas víctimas mortales como consecuencia de las desigualdades sociales.

Ha sido el caso de Barcelona, donde dos varones sin hogar han fallecido este lunes en Barcelona por los efectos de la ola de frío que también afecta a Cataluña. Fuentes policiales confirmaron que ambos cuerpos fueron encontrados en la Barcelona y en el parque de la Ciutadella. Las víctimas mortales son un hombre de 37 años que dormía en plena calle (no había signos de violencia, por lo que la policía no ha abierto ninguna investigación), mientras que el segundo tenía 32 años y su muerte se está investigando, ya que su cuerpo fue hallado junto al de otro individuo con vida, que presentaba un cuadro de hipotermia.

Una noticia que no ha pasado desapercibido para el Arzobispo de Barcelona, el cardenal Juan José Omella, quien a través de su cuenta de Twitter lamentaba ambos fallecimientos y reclamaba a la sociedad ser más solidaria con los desfavorecidos.

El también presidente de la Conferencia Episcopal Española ha recordado en el tuit que Cáritas Barcelona cuenta con un teléofno gratuito, el 900 921 810, para atender este tipo de necesidades.



El cardenal Juan José Omella ha rezado además por las almas de ambos fallecidos. Lo ocurrido pone de manifiesto no solo la desigualdad social existente en España a la hora de afrontar condiciones meteorológicas adversas, sino que el frío sigue causando más muertes que el calor.

Religión