COPE

El tesoro de Belén que esconde una pequeña iglesia de Salamanca

Según una leyenda, en Ledesma, Salamanca, se conserva un tesoro traído desde Belén, el lugar de nacimiento de Jesús

El tesoro de Belén que guarda una pequeña iglesia de Salamanca

 

Víctor C. Bustillo

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 17:22

En Ledesma, un pequeño pueblo de Salamanca, reposa un tesoro en una de sus iglesias: las reliquias de tres pastores que se dirigieron al Portal de Belén, donde adoraron al Niño Jesús, según cuenta una vieja leyenda.

La historia de los pastores de Ledesma

El Evangelio de San Lucas, cuenta que unos pastores dormían al raso cerca de Belén la noche que nació el Niño Jesús. Estaban dormidos cuando, de pronto, un ángel los despertó y les dijo que debían ir a Belén, donde había nacido el Hijo de Dios. Tiempo después, según una leyenda, sus restos fueron encontrados por un caballero nacido en LedesmaDicha leyenda incluso puso nombre a los supuestos pastores de Belén: Isacio, Josefo y Jacobo. El origen de sus reliquias sigue siendo una incognita. Según distintas crónicas fueron traidas desde Tierra Santa a Ledesma.

Según la leyenda, dentro de una vieja arqueta de madera reposan los restos de estos tres pastores desde hace siglos. Según Paulino, un joven de la Diócesis de Salamanca, la tradición asegura que las reliquias fueron descubiertas en el año 900. Sin embargo, según explica, un documento fecha el descubrimiento en 1149. 

Un caballero, nacido en Ledesma, habría recogido la arqueta con los restos durante la ocupación de Jerusalén por los cruzados. Se llamaba, al parecer, Micael Dominiquiz. Según se cuenta, dentro de una torre de Jerusalén encontró un cofre abandonado.En dicho arca había huesos humanos, tijeras de esquilar, zurrones de pastor y un texto con tres nombres. Micael decidió donar la arqueta a la iglesia de San Pedro, en Ledesma, ya desaparecida. Allí fueron veneradas durante siglos. 

Las reliquias de la iglesia de San Pedro

Según Francisco Zato, presbítero natural de Ledesma, las reliquias fueron situadas en uno de los altares de una capilla situada en la iglesia de San Pedro conocida como "Capilla del Santo Cristo del Amparo". Esta iglesia fue destruida hace unos siglos.

Afirma la leyenda que las reliquias de los tres pastores, desde hace siglos, realizan muchísimos milagros. Por ejemplo, asegura Francisco Zato que en 1164 se abrió el arca donde se consevaban para realizar rogatorias. Ledesma estaba padeciendo una fuerte sequía y necesitaban que comenzase a llover. Según el presbítero, durante cinco días estuvo lloviendo sin parar en Ledesma, lo cual acabó con la sequía. 

En 1662 se fundó una cofradía de Los Santos Jacobo, Isacio y Josefo. Fue una cofradía de devotos que debió tener bastante importancia. El Papa Inocencio XI, les concedió indulgencias plenarias para que venerasen a los Santos Pastores. En 1728 desapareció la cofradía. El culto a los pastores se perdió, sin dejar rastro. 

Años más tarde, el sacerdote Hurtado de Mendoza, de la Compañía de Jesús, vio los tres esqueletos con las dos calaveras enteras. Comprobó que algunos fieles se habían llevado parte de las reliquias. El obispo de Salamanca, mandó construir un arca con cerradura y con una verja metálica. Sin embargo, las precauciones no sirvieron para nada. Según un inventario realizado en 1786, los fieles se siguieron llevando parte de las reliquias. 

¿Qué pasó con las reliquias de Ledesma?

La iglesia de San Pedro terminó siendo destruida y las reliquias fueron llevadadas a San Fernando, una iglesia situada en pleno barrio de Los Mesones. Desde el siglo XIX las reliquias se conservan se conservan allí, aunque durante casi un siglo se olvidaron por completo.

En 1965 se descubrió de nuevo la existencia de estas reliquiasDon Antonio Vega de Samper, miembro de la Real Academia de Farmacia de Madrid, descubrió unos planos sobre el arca donde están las reliquias. Durante unos años estuvo buscando las reliquias hasta que las encontró el 29  de junio de 1970. Desde entonces, el conocimiento de las reliquias va en aumento. 

Según don Antonio Vega (pertenece a Real Academia de Farmacia), y la Asociación de Belenistas, los huesos de los pastores son verdaderos. Sin embargo, puede que, realmente, se trate de una mera leyenda. El Norte de Castilla publicó en 2007 un artículo redactado por el periodista Ángel del Pozo.

Según Ángel del Pozo, el cura de Ledesma, Casimiro Muñóz, le dijo que posiblemente los testimonios recogidos por Francisco Zato son falsos cronicones escritos durante el siglo XVI con mero afán apologético. Contaba el sacerdote que ni la cofradía de los Santos Pastores dio nombre a los pastores ni los relacionó con Belén. En cuanto al papel donde aparece el nombre de los tres pastores, se afirma que, casi seguro se trata de un escrito realizado en el siglo XIX.

Posiblemente las reliquias de estos tres pastores, como asegura Casimiro Muñóz, no sean reales. No obstante, se trata de una bonita tradición que durante siglos ha ayudado a los feligreses que se acercaban a Ledesma pidiendo intercesión. Al fin y al cabo, según san Lucas, aquellos pastores existieron.Además, cuando peregrinamos hasta una iglesia, allí está Jesucristo, realmente lo importante

Otras tradiciones, leyendas y costumbres musicales de Ledesma

Por otra parte, en Ledesma existe otra bella tradición conocida como "La Candela", una festividad que se celebra la noche del 23 al 24 de Diciembre. Las campanas de las iglesias de Ledesma comienzan a repicar durante una hora, convocando a los vecinos a la Plaza Mayor. "La Candela" avisa que llega la Navidad y va a nacer el Niño Jesús en un pequeño portal de Belén.

Durante "La Candela", los vecinos acuden en grupo, cantando villancios y llevando mantecados que comparten con sus vecinos. Se trata de una fiesta compartida con familiares y vecinos que, durante años, han acompañan a los ledesminos. La Candela, al fin y al cabo, es también una festividad cristiana. Durante la noche anterior al nacimiento de Jesucristo, se comparte la vida con los hermanos.

Según otra leyenda, los huesos de los pastores realmente pertenecen a dos pastores de Ledesma. Se trata de una leyenda menos conocida, según la cual comenzaron a sonar las campanas de la iglesia de Santa Elena cuando fallecieron los pastores. Incluso hay quien asegura que Santa Elena está ubicada en un lugar dedicado a la Santa Cruz. 

Sobre la leyenda"existe un dato bastante interesante. Amancio Prada, un cantautor, realizó un disco, "Ecos Navideño". Al escuchar dicho disco parece como si realmente lo hubiera grabado en el Portal de Belén., como si realmente hubiera viajado al pasado. Se trata de un disco que tiene un sonido natural, como si hubiera estado junto al Niño Jesús cuando fueron a verle los pastores. El disco va acompañado por un libro donde relata anécdotas y costumbres navideñas.

José Luis Chacel, promotor de la iniciativa, dijo en una entrevista  que en aquel disco  "se incluyen «hechos curiosos y poco conocidos por el público de la comunidad autónoma, como que en la localidad salmantina de Ledesma se encuentran los restos de tres pastores que adoraron al Niño Jesús».

Las reliquias atribuidas a los pastores de Ledesma sigue teniendo cierta devoción. A día de hoy no está del todo claro si se trata de los pastores que dormían aquella noche en Belén, cuando fueron avisados por un ángel. Se dice que toda leyenda tiene algo de realidad. En el caso de Ledesma, tal vez sea real que aquel año de dura sequía se puso a llover cuando fueron venerados sus reliquias. En cualquier caso, la fe siempre se basa en Jesús de Nazaret. Unos pastores hace mas de dos mil años fueron a venerar al Niño Jesús, cuenta la Sagrada Biblia.            

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Directo El Partidazo de COPE

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar