• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

Así ha sido el camino de la cristiana pakistaní Asia Bibi hacia la libertad

La Cadena COPE ha confirmado que se reencontrará con sus hijas y recibirá asilo en Canadá nueve años después de su arresto

Foto de archivo de Asia Bibi, DAWN

 Foto de archivo de Asia Bibi, DAWN

Pablo Valentín-Gamazo
@pabblovg

Redactor cope.es

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 13:30

La cristiana pakistaní Asia Bibi por fin es libre y se encuentra en Canadá, aunque su estado de salud es delicado.  La corresponsal de la Cadena COPE, Paloma García Ovejero, ha confirmado que ha llegado al país americano, que le va a ofrecer asilo a ella y a sus hijas. Todavía, informa la periodista, el reencuentro familiar no va a ser posible por el delicado estado de salud de Bibi. 

La salida de esta mujer de 53 años de Pakistán se había imposibilitado por parte del propio ejército del país musulmán y por la dificultad para su protección tras su absolución. 

Esta mujer fue condenada en 2010 a muerte por un presunto delito de blasfemia. En octubre de 2018 la absolvieron de la pena de muerte y en noviembre la liberaron. Sin embargo, esa decisión de los tribunales provocó revueltas de los radicales islámicos que pedían la vida de Asia Bibi. Este es el Calvario que ha pasado en estos nueve años:

¿Quién es Asia Bibi?

Su nombre original es Asional sa MasihSe crió en un pequeño pueblo rural de Pakistán. Un país en el que la religión musulmana es la predominante, y la  religión cristiana es minoritaria y perseguida.  Está casada con As­hiq Ma­sih y es madre de cinco hijos. 

Bibi está casada, y junto con su marido tienen cinco hijos. Pertenecen a una familia de clase obrera, pero destacaban por ser los únicos católicos del pueblo. Se dice que mucha gente cercana les insitió para que se convirtieran al islam, pero ella siguió fiel a sus creencias

2009: El incidente y la condena a muerte

La acusación contra Asia Bibi nace de una denuncia que presentaron dos mujeres en 2009. El presunto delito que había cometido la mujer cristiana - que tenía entonces 47 años- eran unos supuestos insultos contra el profeta Mahoma.

Esos hechos le costaron la condena a muerte por parte de un tribunal. Cuatro años después de la condena, perdió una apelación en el Tribunal Superior de Lahore, al este del país. 

La ley que habría infringido Asia Bibi es la ley antiblasfemia paquistaní. El origen de ese código procede de la época colonial y se reformó en la década de 1980. La reforma del dictador Zia-ul-Haq permitía abusar de esta norma. Desde que ese cambio en la ley entró en vigor, alrededor de mil personas han sufrido acusaciones por blasfemia. Esa ley dictamina, entre las posibles condenas, la pena de muerte. Por suerte, nunca se ha aplicado hasta ese punto. 

Estancia en la cárcel y suspensión cautelar

La noticia de la estancia de Asia Bibi en el corredor de la muerte traspasó las fronteras de Pakistán. Manifestaciones, como la que se celebró frente a la embajada de este país en España, pedían su libertad. 

Bibi permanecía en la cárcel y sólo se le permitía salir de ella para ir a las vistas en los tribunales.  Cuando cumplía los cuatro años en prisión desde su detención, escribió una carta al Papa Francisco. La cristiana expresaba al Santo Padre cuál era su sostén en esos momentos y cuál era su gran esperanza.  

"Todavía me aferro con fuerza a mi fe/ mi única esperanza es poder ver un día a mi familia reunida feliz. Yo creo que Dios no me abandona y que tiene un proyecto de bien y de felicidad para mí, que comenzará dentro de poco. Agradezco a todas las personas que en las comunidades cristianas de todo el mundo rezan por mí y hacen lo posible para ayudarme", se leía en la carta que envió al pontífice. 

Su marido Ashiq y una de sus hijas tuvieron la oportunidad de pedir ayuda y oración al Papa Francisco. Los familiares saludaron al Papa en una audiencia de abril de 2015 y pudieron repetir el encuentro en febrero del año 2018, de la mano de Ayuda a la Iglesia Necesitada

Sin embargo, no fue hasta pasados cerca de seis años que la Corte Suprema de Pakistán suspendió de forma cautelar la aplicación de la sentencia que la condenaba a muerte. La autoridad judicial paquistaní se comprometía a revisar la sentencia, aunque sin especificar cuándo. 

Octubre y noviembre de 2018: absolución y liberación de Asia Bibi

Finales de 2018 fueron meses de buenas noticias para Asia Bibi y su entorno.El 31 de octubre, la Corte Suprema de Pakistán la absolvió de la condena a muerte, que llevaba vigente ocho años por entonces.  La alegría por la absolución contrastó con la reacción de grupos revolucionarios islamistas de Pakistán que salieron a la calle a pedir la condena a muerte de la cristiana.  

Una semana después, el 7 de noviembre de 2018, Asia Bibi fue liberada. Ante la tensión social por su absolución y puesta en libertad, la preocupación de la familia pasaba por encontrar asilo y protección lejos de Pakistán. Su entorno pidió ayuda a países como Reino Unido, Italia, Canadá o Estados Unidos en dos vídeos, en los que solicitaban asilo por motivos de seguridad.

Diciembre de 2018: Primera Navidad lejos de la cárcel en nueve años

Tras su puesta en libertad, la familia de Asia Bibi pudo celebrar una de las fiestas grandes de la religión cristiana.  La Navidad la pudo pasar junto a su marido en un lugar secreto bajo la protección del gobierno. A esa festividad no se pudieron sumar sus hijas y no se llegó a conocer si pudo partipar de la Santa Misa. 

Enero de 2019: 500 imanes musulmanes salen en defensa de Asia Bibi

Mientras la familia de Asia Bibi buscaba una salida de Pakistán, enero de 2019 dejaba un hecho histórico para su caso. Se trata de la "Declaración de Islamabad". Este documento que firmaron 500 predicadores del Islam contenía una condena por la persecución a la cristiana y siete puntos para velar por la libertad religiosa en Pakistán

Entre esos contenidos, destacaban un compromiso y una petición. La petición era la de que Pakistán fuese reconocida como un país multi-étnico y multi-religioso. El compromiso hablaba de que 2019 fuese el año dedicado a “erradicar el terrorismo, el extremismo y la violencia sectaria del país”.

Lo más