COPE

¿Cuáles son los rasgos fundamentales de los cuatro Evangelios?

El periodista y sacerdote Josetxo Vera nos habla en 'Siempre aprendiendo' de los cuatro Evangelios

Audio

Los cuatro Evangelios

Josetxo Vera
Twitter Josetxo Vera

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 09:28

Ya dijimos en su momento que la Biblia tenia dos partes, el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. Hoy comenzamos a hablar de los Evangelios.

Hemos entrado en el Nuevo Testamento y empezamos por el primer bloque de libros, los cuatro Evangelios que cuentan la vida de Jesús y su mensaje. Son conocidos por los nombres de sus autores: Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Son los más apreciados porque su lenguaje es fácil de entender y las comunidades cristianas les dieron mucho valor hasta nuestros días. Para un cristiano los libros en los que se narra toda la enseñanza de Jesús son los libros centrales.

¿Qué significa Evangelio? El termino Evangelio significa “buena noticia” y la palabra se utilizaba ya en tiempos de Jesús para hablar de victorias de los ejércitos o de mensajeros que traían buenos noticias. Nosotros a esta palabra la rellenamos con el único significado que queda en la actualidad, la buena noticia en contexto religioso. Aparece en el libro de Isaías que dice: “Que hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que trae la buena noticia”. Ese es el punto central de la palabra Evangelio tal como nosotros lo entendemos.

El Nuevo Testamento se refiere solo a un siglo de la historia, abarca del nacimiento de Jesucristo hasta la muerte de San Juan el Evangelista. El núcleo es la historia de Jesús, su salvación, los hechos de los primeros apóstoles y las cartas apostólicas. El recorrido histórico se cierra en el I siglo del cristianismo.

El contenido de los Evangelios empieza cuando Jesús se acerca a la sinagoga de Nazareth y dice: “Esta palabra se cumple hoy”. Este texto del Evangelio recoge muy bien el sentido del mismo. Es una buena noticia para las personas que sufren, para los cautivos y oprimidos. Jesús se presenta ante los suyos como el mensajero de esa buena noticia y la gente se va acercando a escucharlo. Es una noticia de salvación para todos los que están sufriendo.

El Evangelio nos habla de dos sufrimientos irrevocables: el del pecado y el de la muerte. La buena noticia es la liberación del pecado y de la muerte. Jesús hace este anuncio a través de sus gestos y de sus milagros. Con sus obras Jesús manifiesta que la buena noticia se está cumpliendo. Hay uno de los Evangelios, el de San Mateo, que va contando los sermones de Jesús, con sus parábolas tan famosas. El Evangelio es anunciado y celebrado por Jesucristo.

Todo lo que Jesús hace se escribe con el tiempo. Cuando empiezan las persecuciones y a morir los apóstoles, se empieza a tener consciencia de la necesidad de contar cual fue la vida y el mensaje de Jesús. Se ponen por escrito la vida de Jesús, sus obras, la forma de vida, sus enseñanzas, las parábolas que decía. Los Evangelios se empiezan a escribir entonces unos cuantos años después de la muerte de Jesús.

¿Cómo lo escriben? Los Evangelios no son un libro de historia, pero sí cuentan hechos históricos. No intentan poner fechas o datos exactos pero los acontecimientos sí que son históricos y se intenta dar la buena noticia. Los cuatro Evangelios en el fondo cuenta la misma historia, pero cada Evangelista la cuenta según él la vivió y según su momento histórico.

El Evangelio de San Marcos es el primero que se ha escrito. Es un autor que lo escribe después de la muerte de San Pedro y San Pablo, entorno al año 65. En el contenido se deja ver que no está escrito para cristianos que provienen de los judíos sino para cristianos que provienen de la gentilidad. Hay palabras arameas que las traduce y las explica. El autor acompañó a San Pablo en uno de los viajes que hizo y seguramente él conoce la vida cristiana porque es muy cercano a la figura de Jesús, conoce la identidad de Pedro y posiblemente es su primera fuente.

El Evangelio de San Mateo se inspira al de San Marcos, utiliza la misma estructura. No se sabe muy bien la fecha de escritura y se dirige a comunidades de judíos que conocen la Escritura. Por eso el autor utiliza muchas veces los versículos del Antiguo Testamento. San Mateo es un apóstol, seguidor de Jesús, recaudador de impuestos y llamado por el Señor con una sola palabra: “Sígueme”.

El Evangelio de San Lucas utiliza “fuente de otros” y el evangelista es conocido en el tiempo de los primeros apóstoles. Este Evangelio está escrito entorno a los años 80-85 porque hace mención a la persecución del emperador Domiciano. No relata mucho las preocupaciones judías y se dirige a un publico gentil. Es autor también del libro de los Hechos de los Apóstoles.

El Evangelio de San Juan cuenta la historia de Jesús, pero desde un punto de vista mucho más teológico. Escrito al final del I siglo y lo escribe durante su exilio. Entre el capitulo 13 y el 17 se habla de la Ultima Cena con palabras literales de Jesús. Juan ya está poniendo el foco en el mensaje y en los gestos de Jesucristo. El autor es el “discípulo amado por Jesús”.

Estos son los cuatro Evangelios y si quieres empezar a leer la Biblia empieza por aquí porque cualquiera de los cuatro te hará ver la historia y el mensaje de Jesucristo.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo