COPE

¿Cuáles son los libros que componen el Pentateuco?

El periodista y sacerdote Josetxo Vera nos habla en 'Siempre aprendiendo' del Pentateuco, el primer gran bloque de libros de la Biblia

Audio

Josetxo Vera
Twitter Josetxo Vera

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:15

La semana pasada, hablando de la Biblia, deslicé una palabreja, así que he pensado contaros un poco más sobre los libros de la Biblia explicando como se agrupan, explicándolos por grupos. El primer bloque del que hablamos hoy es el Pentateuco.

Si todos los que escuchamos este podcast sabemos que el pentágono es un poliedro que tiene cinco lados, rápidamente podemos pensar que el Pentateuco es un bloque de 5 libros, los primeros de la Biblia: el Génesis, el Éxodo, el Levítico, los Números y el Deuteronomio. A estos 5 libros los judíos los llaman la Torá y en el Nuevo Testamento se les llama "la ley de Moisés". Estos libros recogen la historia del pueblo de Israel desde la creación del mundo hasta la muerte de Moisés.

No se trata de una narración de hechos, sino sobre todo de hacer visible como Dios tiene un designio de salvación para toda la humanidad. En estos 5 libros, vistos en su conjunto, se hace visible ese plan de salvación. El contenido es muy importante: se hace visible, en primer lugar, la importancia del pueblo de Israel como el lugar elegido por Dios para hacer visible su salvación. En estos 5 libros se asientan las bases del monoteísmo en la comunidad israelita. Este pueblo es el primer pueblo monoteísta en toda la historia de la humanidad en virtud de un designio salvífico. Por tanto, este pueblo ha de culminar en un tiempo mesiánico.

Estos son los 4 principios teológicos que están visibles en este Pentateuco: el pueblo de Dios, el monoteísmo, la creación del ser humano y su caída, la elección de un pueblo.

El primer libro es el Génesis, palabra que significa “el origen”, y narra la creación del universo y la del hombre a imagen de Dios. Contiene la relación de como fueron creadas todas las cosas y llega hasta la historia de los Patriarcas. El segundo es el libro del Éxodo, que quiere decir “peregrinación”, y narra las aventuras del pueblo de Israel cuando sale de Egipto y su llegada a la Tierra Prometida. En este libro aparecen los acontecimientos de la esclavitud en Egipto, el nacimiento de Moisés, el paso por el Mar Rojo y aparecen aquí también algunas imágenes de como serian los sacramentos: el maná, el pan de Dios, que aparece cada día en el desierto para alimentar a los judíos y el paso del Mar Rojo que es una imagen del bautismo.

El tercer libro es el del Levítico, que viene de la tribu de Leví, que se dedicaba al culto dentro del mundo teocrático del pueblo de Israel. En este libro están recogidas todas las leyes del trato a los sacerdotes y aquí se fijan todos los ritos del culto de Israel. Se puede leer por tanto todo lo necesario para sostener la fe del pueblo.

El cuarto libro es el de los Números, que narra lo que ocurre desde la llegada al Monte Sinaí hasta la marcha hacia Transjordania. 40 años en el desierto hasta casi las puertas de la Tierra Prometida, una época de especial relación y cercanía con Dios. Todos estos recuerdos se recogen en el libro de los Números. Aparece la esperanza de un mundo mejor, la llegada del Reino de Dios, la pruebas de la fidelidad e infidelidad del pueblo hacia Dios y sobre todo la misericordia de Dios.

El último libro del Pentateuco es el Deuteronomio, que significa la segunda ley, y en el se narra el ú​ltimo mensaje de Moisés explicando la ley, pidiendo a los judíos que la cumplan, añadiendo algunos preceptos complementarios. Y, finalmente, narra la muerte de Moisés.

Una cuestión que ha sido muy debatida a lo largo de la historia es quien fue el autor de estos cinco libros. El punto de partida es que fueron escritos por Moisés. Esto tiene un sentido lógico porque quien ha unificado el pueblo de Israel para liberarlo y le da consciencia de su unidad es Moisés y es lógico que quiera poner por escrito estas historias. Analizando los cinco libros es difícil pensar que él fuera el único autor a lo largo de estos siglos.

¿Por qué hay que dudar de que fuera Moisés el autor único? En primer lugar, en algunos libros, para referirse a Dios, se habla de Elohim (en el Génesis) y en los otros cuatro libros se utiliza Yahweh. No parece lógico que el mismo escritor utilizase una raíz distinta para hablar de Dios. También el hecho de que muchos relatos están escritos dos veces, leyes que están duplicadas. No parece lógico entonces que estuviera escrito por un solo autor. Otro detalle está en expresiones que no son propias del tiempo de Moisés.

Estos cinco libros se encuentran en las narraciones todas las Biblias que hay, no hay duda sobre el origen inspirado por Dios de estos cinco libros. Para nosotros, el comienzo de nuestra narración de la Biblia.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo