Las enfermedades que lastran el día a día y la lucha de la soldado Laura Velasco, en 'Imparables'

Entrevistamos a la actriz y bailarina Mónica Moss, que compagina su actividad artística con la solidaridad

Audio

 

ImparablesImparables

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:42

Esta semana nos ha dejado a los 34 años de vida Pete Frates, el enfermo de ELA que demostró que los retos virales podían contribuir a la investigación de enfermedades tan crueles e invasivas como esta. Lo logró a través de la campaña del cubo de agua fría en 2014.

Jordi Sabaté espera que esos descubrimientos sobre la ELA le permitan curarse algún día. La padece desde hace cinco años. Es una de los 4.000 víctimas de nuestro país. Cada día se diagnostican en España tres nuevos casos y mueren otros tres. Una verdadera máquina de matar.

A Jordi, el diagnóstico no le llegaría hasta hace un año y medio, ya que los médicos no daban con la tecla. La vida de este catalán afincado en Castelldefels cambió radicalmente. A día de hoy no puede andar y se comunica a través de un detector de lectura visual: “Una voz robótica de macho ibérico español”, como relata entre risas (también robóticas) el propio Jordi, que nunca ha perdido su sentido del humor pese a los reveses.

El día que por fin descubrieron que padecía ELA sintió alivio tras años de prueba en prueba y diagnósticos erróneos: “Pasé por el mayor de los miedos, pero el ser humano es fuerte y se adapta psicológicamente a la realidad”.

Laura Velasco, la militar a la que el tribunal no le concede su grado de discapacidad real

Laura Velasco se alistó al Ejército por vocación de servicio a su país. Dejó su empleo estable para ingresar en las Fuerzas Armadas. Pero su estancia en Afganistán en el año 2010 como parte de la misión de la OTAN cambió su vida. Y es que el 15 de julio, la soldado resultó herida de gravedad tras precipitarse desde una altura de tres metros mientras registraba un vehículo para detectar explosivos.

Unos días más tarde tuvo que ser operada. El accidente laboral le dejó secuelas en el tobillo y la rodilla. A día de hoy, camina con muletas nueve años después de aquello. Pero lo que realmente le duele a Laura, más que las heridas, es el trato que recibió por parte del Ejército, que la despidió cuando le faltaban cinco meses para cumplir su contrato. Lo hicieron a través de un mensaje de móvil.

Aún percibe algo de paro, pero su incertidumbre económica acecha. Tanto es así que tuvo que trasladarse junto a sus hijos, de dos y tres años, a casa de sus padres en Manises (Valencia): “Nos apañamos con el paro y la paga que percibe mi padre”, apunta Laura.

Desde que se efectuara su despido, Laura emprende una batalla legal para que reconozcan su grado de discapacidad real. Y es que además de las secuelas y de las múltiples operaciones, ha perdido tres nervios, dos tendones, los ligamentos internos, el pie y la rodilla equino, contusiones en la espalda...Pero, a día de hoy, el Ministerio de Defensa le da la espalda.

El calvario de Ana tras treinta años padeciendo fibromialgia

Ana ha superado la barrera de los cincuenta años. Desde que tiene 24, padece fibromialgia. Un trastorno que a la mayoría les suena, pero que a su vez es muy desconocido. Se caracteriza por el dolor musculoesquelético generalizado, acompañado por fatiga y problemas de sueño, memoria y estado de ánimo.

Durante la entrevista, Ana se sincera. Está nada más que regular: “Voy tirando”. Los primeros síntomas aparecieron hace treinta años, tras un informe del hospital Gregorio Marañón, aunque el diagnóstico de la fibromialgia no lo obtuvo hasta hace cinco: “Mi vida con 24 años era feliz. Estaba recién casada, hacía deporte, trabajaba... Hasta que un día te levantas y te duele todo el cuerpo. Así hasta hoy. Es un impacto psicológico, laboral y personal tremendo”.

El votante de izquierdas que afea la actitud de Javier Bardem

Elías es un madrileño de mediana edad. Estudió la carrera de medicina y siempre ha mostrado una especial sensibilidad por el cuidado del medio ambiente. De hecho, su medio de transporte generalmente es la bicicleta o el patín eléctrico de alquiler. Asistió el pasado viernes 6 de diciembre a la Marcha por el Clima de Madrid. Allí tuvo la oportunidad de escuchar el discurso del actor Javier Bardem.

Un discurso que a Elías le marcó, no por el insulto que propinó al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida o al presidente de EEUU, Donald Trump, sino por lo que a su juicio fue una intervención propia de “ecologistas ignorantes de manual, que solo se dan golpes en el pecho lamentándose de que los políticos están vendidos a las grandes élites”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo 2

Directo TRECE al día

TRECE al día

Con Jose Luis Pérez y María Ruiz

Ver TRECE