Boletín

Así marcan tu casa para saber si pueden robar u okuparla

Los delincuentes usan estos dos métodos para saber si una vivienda está habitada o no

Vídeo

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:44

“Observé a través de la mirilla que había dos hombres en mi puerta (…) Querían colarse en mi casa y robarme”. A Truman Capote se le acumularía el trabajo si viviera en esta época. Por desgracia, al igual que su trabajo más conocido, 'A sangre fría', esta historia que recogemos en 'Crimen y castigo' es tan real como tenebrosa.

Imagínate que te vas de vacaciones un mes, dos semanas, un puente o un fin de semana. Al volver, la llave funciona a trompicones y entrar en casa no es tan fácil como antes. Cuando por fin la puerta cede, descubres que no funciona el agua corriente. Ambos problemas no son coincidencia: alguien está pendiente de tus pasos.

De repente, descubres un trocito de papel (ver foto) que estaba metido dificultando el funcionamiento de la cerradura. Y resulta que el único problema con el sumistro hidráulico es que alguien ha cerrado la llave de paso de tu piso en el edificio.

Este trozo de papel es usado por los malhechores para descubrir si una vivienda está habitada

 

A la mañana siguiente, dos individuos acceden al portal y se acercan a tu puerta. Por la mirilla se puede ver que ni son vecinos, ni conocidos, ni mucho menos tienen buenas intenciones. Casi sin inmutarse, se ponen manos a la obra: comienzan a manipular la cerradura de tu propia vivienda, contigo en el interior.

Esto es lo que le pasó hace unos días a Jonathan, vecino de un céntrico barrio de Barcelona, según denuncia en un post en inglés en Facebook. Tras pasar un fin de semana fuera con su pareja, se encontró con todo lo narrado anteriormente. Cuando el chico descubrió a los delincuentes, se puso a hacer ruidos para dar a entender que la vivienda ya no estaba vacía. Por suerte, estos en seguida abandonaron el lugar y todo quedó en un susto.

Tras hablar con los vecinos, descubrieron que varias viviendas habían sido sometidas a esta misma prueba. Llamó a la policía para denunciar los hechos y le contaron que ese era un modus operandi habitual entre los malhechores para descubrir si un domicilio estaba vacío o no con el objetivo de robar o de okuparlo. Dejan una marca, a menudo imperceptible a la vista de alguien que no haya sido puesto en preaviso, y comprueban si hay actividad en los hogares donde quieren delinquir. Normalmente aguardan un par de días para comprobar que la marca no ha sido alterada por la presencia de inquilinos. Cuando lo tienen todo seguro, atacan.

Lo más