'Pipi Calzaslargas' fue una de las pocas series que consiguió esquivar la censura franquista.

Protagonizada por la niña más fuerte del mundo, huérfana de madre, con un padre pirata, un pelo rojo como el fuego, con la cara llena de pecas...

Audio

 

Poniendo las CallesZaida Picos

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 00:41

¿Por qué se le puso el nombre de Pippi Langstrump? 

Pippi, en sueco, hace referencia a la locura y Langstrump es una deformación de las palabra “BLAUSTRUMPF” (medias azules) un término antiguo que se utilizaba para designar a las mujeres intelectuales, sobre todo a las escritoras.

¿Cómo surgen las aventuras de Pipi?

Una aventura que, por cierto, cualquier niño querría vivir, porque es surrealista, llena de piratas, sin padres, sin colegio, sin reglas y con un caballo y un mono por compañeros de piso. Todas las historias de Pippi surgen cuando Karin, la hija de la creadora, enferma de neumonía. Según llegó a confesar la escritora Astrid, su hija le suplicó que le contara un cuento cada noche. Así que su madre se fue inventando, poco a poco, la historia de la de la niña que es capaz de levantar sin ayuda de nadie y con una sola mano, a su caballo.

Y lo cierto es que, a su hija le gustó tanto que llegó a popularizar el cuento de su madre, entre todos sus amigos. Pero no fue hasta dos años después cuando Astrid decidió plasmarla sobre el papel. Curiosamente cuando se encontraba convaleciente tras romperse la pierna.

Sin embargo al principio numerosas editoriales rechazaron publicar las aventuras de Pippi porque consideraban que no eran acordes a la época que se estaba viviendo...Pero Astrid consiguió su sueño: se convirtió en una escritora influyente y respetada en su país. De hecho todas sus declaraciones ocupaban siempre las primeras páginas de la prensa. Hasta tal punto que, cuando se produjo la adhesión de Suecia a la Unión Europea, la prensa pro-Europa la silenció porque tenían miedo de que dijese algo que perjudicase la unión.

Lo que está claro es que a esta pequeña no le importa ser normal, ni que la gente la considere la niña perfecta. Porque a Pippi le basta con ser ella misma. Se quiere y se acepta tal y como es y, dejando fuera cualquier cliché, es tremendamente feliz. Además no hay que olvidar que Pippi rompió con la idea que había en esa época de que las niñas se tenían que comportar de una determinada manera. Pippi se pasa por el forro los roles de género que tenían los adultos por aquel entonces.

Lo más

En directo2

Mediodía COPE

Antonio Herraiz y Marta Ruiz

Reproducir

Mediodía COPE

Antonio Herraiz y Marta Ruiz

Escuchar

LA LUPA de la mañana

Con Ana Samboal y Raquel Caldas

Ver TRECE