Boletín

¿Por qué ha podido explotar el portátil de una pasajera en el metro de Madrid?

Una experta nos da las claves para evitar este tipo de incidentes

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:47

 El incendio del ordenador portátil de una viajera de Metro Madrid ha provocado una gran cantidad de humo que ha obligado a desalojar el tren, a interrumpir la circulación en la línea 9 en plena hora punta, y a atender a nueve personas por crisis de ansiedad y a tres por inhalación de humo, aunque de forma leve.

Afortunadamente no ha ido a más este incidente, pero no es la primera vez que ocurre una situación de este tipo. Este verano también conocimos otro incidente ocurrido en Burgos. Un teléfono móvil comenzó a arder en las manos de un niño de diez años, provocándole quemaduras en la mano. Pero, ¿por qué ocurre esto? "No debemos vivir con el temor de que nuestro smartphone o nuestro ordenador pueda explotar. Pero un mal diseño, un defecto de la fabricación o un uso inadecuado del móvil o del cargador pueden llevar a este tipo de situaciones", ha explicado este lunes en 'Mediodía COPE' Noelia Miranda, responsable de desarrollo técnico del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación.

Los usuarios podemos evitar estos incidentes en algunos casos. Hay que prestar atención a los accesorios y cables que utilizamos, sobre todo al cargador que utilizamos. La recomendación es usar el oficial, el que incluye el teléfono móvil cuando lo compramos. Lo más importante es fijarse en la cifra que podemos leer en los cargadores. Esa cifra marca el límite de voltaje. Por lo tanto, cuidado si utilizamos otro cable que supera esa cifra en lugar del oficial. También es recomendable no dejar el móvil cargando toda la noche. 

Noelia Miranda nos pide también que prestemos atención a los golpes que sufren nuestro dispositivos electrónicos. "Muchas veces no somos conscientes de que esto puede ocasionar daños en la batería y generar incidentes como éste", ha dicho. 

En resumen: debemos utilizar un cargador adecuado para los teléfonos, ordenadores, o tablets, hacer un uso racional del aparato para que no se caliente en exceso y cuidado con los golpes: no solo se rompen pantallas, sino que también puede afectar a las baterías. 

Lo más