El patrón del 'Nuestra Madre Loreto': "No vamos a aguantar así más de cuatro días"

El barco español con 12 inmigrantes rescatados a bordo critica al Gobierno de Sánchez por no actuar con tanto interés en este caso como con el Aquarius

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:06

El barco español “Nuestra Madre Loreto” continúa navegando por el Mediterráneo con los 12 inmigrantes a bordo que rescataron hace ya una semana. La situación cada vez es más crítica. Italia y Malta se negaron a abrir sus puertos y el Ejecutivo Español mantuvo desde el principio que Libia, por ser el puerto más cercano, sería el más seguro para desembarcar. Esta última idea no ha sido bien recibida debido a que algunos de los inmigrantes a bordo están huyendo del país magrebí y se han documentando muchos testimonios de las torturas que sufren en Libia.

Todavía no se ha dado con una solución viable para ayudar a estas doce personas y no hay más tiempo que perder. Por todo ello, el buque de rescate 'Open Arms', ayer tomó la decisión de poner rumbo hacia el pesquero para ayudar a los inmigrantes.  La comida se agota, el espacio es muy reducido y los inmigrantes están agotados. Incluso uno de ellos sufrió desmayos en varias ocasiones. El 'Open Arms' cuenta con una doctora y una enfermera a bordo que ya están atendiendo a los inmigrantes. 

Este viernes, hemos podido hablar con el patrón del barco. "Uno de los inmigrantes está deshidratado y con hipertensión. Los demás están algo mejor, pero no bien. Los médicos de 'Open Arms' están atendiendo como pueden a los más enfermos", ha contado Pascual Durá en 'Mediodía COPE'. El patrón ha alertado de que no van a poder aguantar mucho más tiempo en esta situación.  "Podemos aguantar muy poco tiempo más. Tal vez, cuatro o cinco días. Necesitamos una solución con garantías para nuestra seguridad. No sé qué va a pasar. Estamos todos en riesgo", ha explicado.

Durá reconoce que la opción de devolverlos a Libia está sobre la mesa, pero temen la rebelión de los inmigrantes a bordo: "Si no nos queda otra, lo haremos Pero es un riesgo para la tripulación porque se pueden amotinar. Además, sabemos que Libia no es un puerto seguro. Es una lástima porque ellos tienen ilusión por escapar de su país y tememos que se puedan rebelar". 

Pese a lo mal que lo están pasando, Durá admite que volvería a rescatar a los inmigrantes "una y mil veces" y que no se considera un héroe. "He sido un ser humano que ha ayudado a otras personas que podían morir en el mar. No somos tan buenos, hemos hecho lo que teníamos que hacer. El problema es que en los despachos de gobierno se tendrían que haber movido más", ha dicho. A este respecto, el patrón no entiende por qué el Ejecutivo de Sánchez no se ha interesado tanto por este caso como por el Aquarius el pasado mes de junio. "A nosotros se nos acaba el tiempo y el gobierno debe pensar que nosotros somos unos simples marineros y que estamos cumpliendo con nuestra obligación. Tan importante fue el caso del Aquarius como éste", ha concluido. 

FOTO: RTVE.es

Lo más