• Jueves, 13 de junio 2024
  • ABC

COPE

Alvise, de los liberales británicos a eurodiputado: el agitador político e influencer con 3M de seguidores

En Mediodía COPE analizamos el fenómeno Luis Pérez, que eligió el alias de Alvise en honor al personaje de Agostino Nifo, filósofo italiano del siglo XV

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:07

Fue la sorpresa de la noche, más de 800.000 votos de apoyo a Se acabó la fiesta. Sorpresa no solo por ese resultado, también por el personaje que lo lidera que peculiar es un rato. Pocos daban un duro por Alvise Pérez cuando anunciaba, allá por el mes de febrero, su intención de presentarse a las elecciones europeas.

Se acabó la fiesta es una formación que se fundó el pasado mes de abril y que a partir de ahora tendrá 3 eurodiputados en el Parlamento Europeo, incluyendo a su líder y número 1, Alvise Pérez.





¿Quién es el hombre que hay detrás de Se acabó la Fiesta?

Luis Perez que así se llama este sevillano siempre ha estado ligado a la política: fue voluntario en UPyD durante su etapa universitaria. Estuvo afiliado al Partido Liberal Demócrata británico durante su estancia en el Reino Unido. En el Parlamento valenciano llego a ser jefe de gabinete de Ciudadanos a las órdenes de Toni Cantó y a partir de ahí se establece como independiente.

Se define, por lo tanto, como independiente de todo porque es en ese momento cuando comienza la etapa que le ha catapultado a la fama. Agitador en redes sociales, influencer, youtuber político, destapando presuntas noticias por la que ha sido denunciado en numerosas ocasiones como difusor de bulos y fakes contra personalidades de la izquierda: Manuela Carmena, Ábalos, Salvador Illa u Óscar Puente.

Ha tenido para todos en los últimos tiempos. Especialmente, tras la convocatoria de las concentraciones en la Calle Ferraz, que fue donde su apodo de Alvise fue ganando protagonismo.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Las redes sociales y, en especial, Telegram ha sido su plataforma de ascenso y su canal de movilización.

Jóvenes y hombres de mediana edad, sobre todo, sus seguidores

En la fiesta de Se acabó la fiesta, tras su triunfo en las europeas de ayer en las que ha conseguido 3 escaños al Parlamento Europeo, la mayoría de los seguidores de Alvise eran hombres y jóvenes, de entre 18 y 30 años, seguidores en sus canales de Instagram, YouTube o Telegram, pero también había personas de mediana edad, gente con discapacidad, y hasta -si no extranjeros si al menos descendientes- pese a que su discurso haya sido tachado de xenófobo.

La gente, su gente, la que le ha llevado hasta aquí, vibra con él, aplaude con cada lema, con cada consigna dedicada a la corrupción, a la inseguridad ciudadana o al referirse a Pedro Sánchez.

Habla claro con un lenguaje directo y un toque demagógico

Tiene un discurso muy particular, emplea un lenguaje muy directo y tiene su toque demagógico.

En medio de la euforia del triunfo llegó a decir que sortearía su sueldo de eurodiputado entre sus seguidores para no cobrar ni un duro del erario público. Veremos porque tenemos ejemplos como Podemos que llegó a la política con un discurso muy radical y nada como volverse serio y cobrar de las instituciones para moderar ciertas pretensiones.

La pregunta que se hacen los analistas políticos es: ¿estamos ante el fenómeno de un día o podríamos ver a Alvise repetir candidatura a unas hipotéticas elecciones generales?

Los resultados, dicen los expertos, no son extrapolables a unas elecciones generales en España, aunque se presentase porque no hay que olvidar que el voto de castigo se emplea más en unas elecciones como las generales.

En cualquier caso, y como pasó con el chiquilicuatre en Eurovisión, nadie creía que fuese capaz de conseguir lo que anoche cosechó: el 4,59 % de los apoyos y más de 800.000 votos, un resultado casi idéntico al de Sumar.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Mediodía COPE

Mediodía COPE

Pilar García Muñiz

Escuchar
Directo Deportes COPE

Deportes COPE

Con José Luis Corrochano

Escuchar