COPE

Álvaro se intentó suicidar tres veces: “Tiene que ser la peor sensación del mundo enterrar a un hijo”

Cada día se quitan la vida 11 personas, la mayoría con problemas mentales

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:38

Hay una estadística impactante cada día: se suicidan 11 personas, el 90% de ellos con problemas mentales.

Álvaro Peral ha conseguido salir de esta estadística después de varios intentos de suicidio y ha explicado en Mediodía COPE el motivo que le ha mantenido vivo: “Siempre, cuando he intentado estas cosas, al final yo creo que lo que me ha echado para atrás ha sido el pensar que al final tiene que ser la peor sensación del mundo enterrar a un hijo o enterrar a un hermano, y en mi caso, yo tengo dos hermanos”.

¿Y quién es Álvaro? Pues es un joven de Albacete, que tiene 26 años, juega al fútbol de portero y está diagnosticado con trastorno límite de la personalidad. A los 15 años recibió la llamada del Atlético de Madrid y llegó a entrenar incluso a las órdenes del Cholo Simeone como tercer portero en la Champions League.

Pero decidió dar un giro a su carrera y se fue a Inglaterra. Allí firmó un contrato con el Chartlon por cerca de 300.000 libras. Pero un lío con los papeles y con su agente hizo que el club inglés rescindiese el contrato y su mundo se vino abajo.

A esa situación se añadían episodios de bullying de años anteriores que le habían dejado huella. Un día cogió todas las pastillas que tenía a su alcance y trató de quitarse la vida. Por suerte, le vieron a tiempo y pudieron salvarle. Pero hubo un segundo intento...llegó a poner un pie y medio fuera de la ventana, pero no se tiró.

Poco a poco fue regresando al fútbol, estuvo en Finlandia y pasó por varios equipos hasta llegar al Almansa, donde juega ahora.

Pero no hace ni un año, Álvaro volvió a sentir que su vida ya no tenía sentido. Se subió al coche, aceleró dispuesto a quitarse la vida y cuando iba a llegar a la curva frenó a última hora. Fue su tercera intentona.

Pero desde hace meses, su vida ha dado un cambio de 180º y ha recuperado la ilusión por vivir y por seguir jugando al fútbol.

En el año 2020, se batieron todos los récords desde que hay registros, desde 1906. Se quitaron la vida 4.000 personas. Entre ellos, 15 niños.

No es el caso de Álvaro. Él ahora está en tratamiento psicológico y está convencido de que todo tiene solución.

Álvaro es un joven valiente que después de lo que ha vivido, quiere lanzar un mensaje para todos los que se puedan encontrar en una situación como la suya: “Lo primero que pidan ayuda, que en cuanto vean que algo no está bien, que puede llegar a ser un trastorno o una depresión o simplemente puede ser algo que nos preocupe en la cabeza”.

Para él, lo importante es no dejarlo pasar. “La cosa es que cuando tienes muchas preocupaciones día a día al final se va haciendo una bola y la bola tienes que pincharla cuanto antes, porque si no se hace muy grande”.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado




Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo