COPE

Navidad sin censura

Audio

José Luis Restán
Twitter

Director Editorial COPE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 15:56

La disparatada indicación, surgida de la Comisaría de Igualdad de la Comisión Europea, de cancelar en el lenguaje oficial de las instituciones cualquier referencia a la Navidad, para no discriminar a quienes no son cristianos, está siendo revisada, y esperemos que sea finalmente desechada. Pero este grotesco episodio de lo que llaman “cultura de la cancelación”, no es ninguna broma. Lo último que necesita una sociedad plural, como la europea, es que se silencien y oculten en la plaza pública los rasgos de sus diferentes componentes, con el pretexto de lograr una buena convivencia.

La convivencia no se logra condenando al gueto a cada realidad comunitaria, sino permitiendo un diálogo vivo en el que cada uno pueda narrar su propia experiencia de fe, su propia búsqueda, sus certezas y esperanzas. La verdadera laicidad, que es propia del espíritu europeo, consiste en ese diálogo recíproco lleno de respeto y estima, no en la cancelación de las raíces que dan lugar a la riqueza propia de cada uno, como ha señalado el Cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin.

Pero es que, además, Europa no puede entenderse sin lo que la Navidad significa y celebra. Que la Navidad esté en las calles, en los cantos, en los árboles encendidos o en las felicitaciones, no es un privilegio para los cristianos, ni es ninguna ofensa para los fieles de otras religiones, ni para los no creyentes. Significa reconocer que el anuncio de Belén, como el signo de la cruz, es un hilo esencial que trenza la realidad europea. Los cristianos no necesitamos permiso de ningún funcionario para celebrar la Navidad, pero qué tremendo error sería privar a nuestras calles de su luz.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las calles

Poniendo las calles

Con "El Pulpo"

Escuchar