Boletín

Audio

En Barcelona plantan cara a los delincuentes que roban en el metro

 

Tiempo de lectura: 2Actualizado15:16

Se ha convertido en una de las grandes preocupaciones que tienen actualmente los ciudadanos y turistas de Barcelona. El constante incremento de la delincuencia en las calles de la 'Ciudad Condal'. Asaltos y robos que en muchas ocasiones van acompañados de violencia.

No es una novedad, en los últimos meses son varios los vecinos, comerciantes y turistas que sufren el vandalismo en primera persona. En las últimas horas, dos apuñalamientos que han dejado a dos personas heridas de gravedad. En la primera mitad del años, los robos violentos han aumentado en un 31%. Otra cifra destacada nos lleva hasta las estaciones del metro donde se recogen más de un millar de denuncias semana tras semana.

Las cifras reflejan una realidad con la que Barcelona convive en el día a día. Una de las medidas de seguridad más sonados procede de una iniciativa propia de los ciudadanos. La patrulla urbana del metro de Barcelona está compuesta por varios ciudadanos que, desde hace varios meses, vigilan en la zona a los carterista que intentan llevar a cabo los robos. Por Mediodía COPE ha pasado Angy, que es una joven miembro de este grupo: “Somos personas corrientes, tenemos nuestro trabajo, nuestras actividades personales, pero disponemos de un tiempo al día para armar grupos, bajar al metro para hacer nuestra labor”.

Angy asegura se ha mostrado muy fiel al lema que les define y ha explicado cómo se organizan en cada jornada: “Patrulla ciudadana somos todos, el grupo principal es de 50 miembros y hacemos grupos de diez para patrullar”. Preguntada por la relación con las fuerzas de seguridad que también vigilan en la ciudad, ha querido dejar claro que siente “total admiración”. Además, ha recalcado que todos están en “el mismo barco”.

Una de las mayores quejas que tienen es la impunidad hacia los delincuentes: “Nosotros tenemos una estadística propia que es 90% son reincidentes y 10% nuevos. Esto nos facilita el trabajo de identificación, siempre son los mismo. Hoy los entregamos a la policía y mañana o pasado mañana ya están en el metro”, comentaba.