Boletín

Una periodista española acusada en Marruecos por ayudar a las mafias

Helena Maleno, que también trabaja para una ONG, está acusada de favorecer el tráfico con inmigrantes

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 18:21

La activista española Helena Maleno lleva diez años viviendo en Tánger. Allí, al frente de la ONG 'Caminando Fronteras', ayuda a personas que intentan llegar a Europa desde Marruecos. Entre sus tareas, está la de avisar a Salvamento Marítimo cuando localizan una embarcación a la deriva en el mar, para que los pasajeros sean rescatados antes de que la patera naufrague y así evitar una tragedia. 

"Cuando haces una llamada a Salvamento Marítimo es para evitar que los inmigrantes mueran ahogados."

Desde hace años, los servicios de seguridad marroquíes rastrean las llamadas de Helena e investigan su rutina, porque sospechan que podría estar colaborando con las mafias que trafican con personas a través del Estrecho. Como ha explicado la corresponsal de COPE en Marruecos, Beatriz Mesa: "Cuando haces una llamada a Salvamento Marítimo es para evitar que las personas que van a bordo de la embarcación puedan morir ahogadas." Además, la ONG hace otra labor paralela: "ayudar junto con la Iglesia a los inmigrantes, acogerlos, aportarles alimentos, ropa..."

Hoy ha comenzado el juicio en el Tribunal de Apelación de Tánger. Helena Maleno se enfrenta a una pena de cárcel aunque Bea Mesa no cree que la activista vaya a terminar encarcelada: "El juez ha dicho hoy que se retrasa esta declaración hasta el 31 de enero para que ella pueda aportar documentación sobre su trabajo como ONG."

Hasta entonces, la activista española seguirá luchando para defender su inocencia.

Lo más