Boletín

Ricardo Miranda: "Necesitamos sacar a mi sobrino de Venezuela"

Su sobrino tiene un tumor en el riñón izquierdo y necesita ser operado

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:19

Ricardo es un hombre al que le gusta los retos, el último ha sido embarcarse en la creación de un pódcast en Cope.es llamado 'La Trastienda'. Pero nuestro invitado tiene un problema. Su sobrino tiene un tumor en el riñón izquierdo y necesita ser operado: “En Venezuela hay un bloqueo humanitario. Hay un cierto egoísmo en el Gobierno de Venezuela que los ciega y no les permite ver la necesidad que tiene el pueblo venezolano”.

Ricardo ha reconocido que todavía no conoce a su pequeño sobrino: “Es algo curioso pero todavía no lo conozco. Por eso pongo mi esfuerzo porque pueda salir de Venezuela para que pueda ser operado”. En relación al estado de ánimo del pequeño, Ricardo señala que todo se lo toma con mucha inocencia: “A veces no es consciente por la corta edad que tiene, pero cuenta con el apoyo de mi familia y se que lo vamos a lograr”.

En el año 2013 Ricardo abandonó Venezuela: “Cuando gana Maduro yo estaba trabajando en una radio de Venezuela. El caos político y social abarcó todo nuestro país. Decidí venirme a España a a estudiar para darme otra oportunidad, mientras tanto Venezuela seguía a la deriva”.

Sobre cómo se puede conseguir que su pequeño sobrino llegue a España para poder ser intervenido, Ricardo ha desvelado que existen varias posibilidades: “Estamos tocando muchas puertas. Quiero agradecer a muchas instituciones de España y también a muchos periodistas que nos están apoyando. Por ejemplo la Fundación Aladino nos está ayudando un montón, pero también están los diferentes trámites burocráticos que van mucho más despacio que la solidaridad y la colaboración de las personas”.

Por último, Ricardo ha querido acercar a todo los oyentes de 'La Tarde' la forma en la que su familia está viviendo la situación en Venezuela: “Nuestros familiares y amigos que están en Venezuela tienen mucha esperanza, no reciben ni la mitad de la información que recibimos los que estamos en España o en otros países del mundo pero la esperanza ha aumentado en las últimas semanas”.