Más directos
Boletín

El hijo de Arturo Fernández, en La Tarde: “Gijón era el epicentro de la vida de mi padre”

Desde la capilla ardiente del actor, en la ciudad asturiana, su hijo recuerda la “simpatía” y la “cercanía” que marcaban al “chatín”

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:07

Miles de personas se han acercado este viernes hasta la capilla ardiente en memoria de Arturo Fernández, abierta desde las 4 de la tarde, después de un minuto de silencio celebrado en memoria del actor. Te lo hemos contado en directo en COPE desde la capilla ardiente, donde hemos hablado con el hijo del actor, Arturo Fernández hijo. “Quiero dar las gracias a todas las muestras de cariño que hemos venido recibiendo en estos últimos dos días” ha asegurado desde Gijón el hijo del intérprete fallecido este jueves.

Y es que, aunque falleciera en Madrid, el cuerpo de Arturo Fernández ha sido trasladado hasta Gijón, su ciudad natal, donde se ha instalado la capilla ardiente en el Teatro Jovellanos. “Para mi padre Gijón era donde nació, donde creció, la ciudad que tuvo que dejar, donde tuvo que dejar a su madre para desarrollar su carrera, el sitio al que siempre volvía y del que nunca se fue”. Ser asturiano siempre lo “ha llevado por bandera porque es el epicentro de su vida”. “Si hay alguien que se haya sentido gijonés y asturianos es él” añade Fernández.

Destaca el hijo del actor la “alegría de vivir y pasión y amor por su trabajo”, y que esas han sido las grandes lecciones que deja. “Esta mal que su hijo diga que profesionalmente ha conocido a pocas personas con ese rigor que el trabajaba” asegura Arturo Fernández hijo. Por ello “todos los directores o guionistas que le conocían se han encontrado a alguien muy exigente y con un gran respeto hacia el publico”. Amaba “la vida sobre todas las cosas”, subraya.

“Había diferencias entre el Arturo de la escena y el de la casa, pero en el trato, la simpatía, en su cercanía... Era alguien con el que a veces era difícil trazar la linea entre el personaje y la persona” concluye Arturo.

Lo más