• Lunes, 22 de abril 2024
  • ABC

COPE

Noticias

El detalle de los perros de la víctima del asesinato de Las Gabias que apuntó directamente hacia su hermano

Según la investigación policial, una herencia y los celos entre hermanos podrían estar detrás del triple crimen ocurrido el pasado fin de semana en el municipio granadino

Audio

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:43

Los detalles que se van conociendo sobre el triple asesinato ocurrido el pasado fin de semana en Las Gabias, en Granada, siguen poniendo los pelos de punta. El verdugo es un vecino de Torredelcampo, en Jaén, que fue detenido en la madrugada del domingo al lunes por la Guardia Civil como el autor de la muerte de su propia hermana, embarazada de ocho meses, y de su hijo de tres años en un chalé del municipio granadino, mientras su pareja, piloto de líneas aéreas, se encontraba fuera en las Islas Baleares por motivos de trabajo.

“Todo ocurre sobre las nueve de la mañana del sábado, cuando los suegros de la mujer, que viven cerca, reciben una llamada de su hijo desde Baleares en la que les alerta de que puede haber un intruso dentro de la casa que estaría perpetrando un robo”, narra el periodista de sucesos de ABC y colaborador de La Tarde, Pablo Muñoz. El chalé tiene alarma y cámaras de seguridad, de modo que cuando los sensores detectaron la presencia de un intruso llegó el correspondiente aviso al teléfono móvil del marido. Mientras tanto, los abuelos ya se habían desplazado hasta allí, pero no fueron capaces de entrar en la casa, como explica Muñoz, por lo que llaman a la Policía Local.

“Los agentes llegan muy pronto, examinan el exterior de la vivienda e, inicialmente, no observan nada extraño”, apunta el periodista. La puerta de entrada no parecía haber sido forzada ni tampoco las ventanas. En ese momento la Policía vuelve a hablar con el piloto, que reitera que le había saltado la alarma de intrusión en su casa y que su familia estaba dentro.

En paralelo, uno de los agentes ve a través de una ventana del salón un rastro de sangre, lo que hace saltar todas las alarmas y los policías se disponen a derribar la puerta de la vivienda con la ayuda de los bomberos de Granada, como indica Pablo Muñoz. “Una vez que entran el panorama es tremendo. Primero tienen que disipar un humo porque habían intentado quemar un colchón, pero cuando airean la estancia ven el cuerpo sin vida de la mujer en el suelo rodeada de sangre”. El cuerpo del niño de tres años se encontraba en la cama. “La violencia que se había empleado en el crimen era tremenda y parece que el arma que se utilizó era una barra de hierro”, detalla el experto en sucesos en cuanto al ensañamiento del asesino.

Los indicios llevaban a alguien conocido de la víctima

Los investigadores de la Guardia Civil tienen claro que quien cometió el crimen fue directamente a matar a la víctima. Además, desde un principio estaba descartado el móvil del robo, porque no faltaba nada en la casa ni estaba revuelta. “Sorprendía bastante que no hubiera ninguna puerta ni ventana forzada en el interior de la vivienda, con lo cual se concluye que la persona que había cometido el crimen tenía llave o era conocida”.

Precisamente las cámaras de seguridad de la vivienda grabaron a alguien entrando con unas llaves a la casa, sin necesidad de forzar ninguna cerradura, pero no se sabía quién podía ser porque iba con la cara tapada con una mascarilla y una gorra que hacía imposible su identificación, según cuenta Pablo Muñoz. “Tuvo tiempo antes de entrar en la casa de jugar con los perros de la víctima, y además los perros no muestran ningún tipo de inquietud, con lo cual es evidente que conocían a la persona”. Las características físicas del individuo que aparecía en las imágenes coincidían con las del hermano de la mujer, tal y como advierte Muñoz.

Los celos entre hermanos podrían haber desatado el crimen

El móvil del crimen, según la investigación, podría ser una herencia. “Cuando se habla con la familia les cuentan que el padre de la víctima y del detenido había fallecido en diciembre de 2022 y que la familia tenía buena posición económica al ser propietaria de tierras”. Precisamente por esos terrenos había habido conflicto entre los hermanos a la hora de repartir la herencia. Por otro lado, además, el arrestado siempre había mostrado celos hacia su hermana, ya que ella había podido estudiar y salir del pueblo, y él había tenido que trabajar siempre en el campo.

El detenido es un hombre de 38 años con una vida aparentemente normal. “Tenía pareja y un pequeño de tres años, la misma edad que su sobrino, y era habitual verlo faenar en un olivar de su propiedad en Torredelcampo”, comenta el periodista de ABC. “Lo que más llama la atención es que tras el triple crimen volvió a Torredelcampo como si nada hubiera sucedido, nadie le nota nada raro”.

Los vecinos de esa población, absolutamente conmocionados por el terrible suceso, tenían una imagen del sospechoso de ser una persona sociable, amante del deporte y que nunca había causado problemas, como indica Muñoz. “La Guardia Civil probablemente no lo va a poner a disposición judicial hasta mañana miércoles, quiere acotar al máximo la investigación y lo que intenta en los interrogatorios es saber qué le ha podido pasar por la cabeza a este hombre para cometer esta barbaridad”.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Juanma Castaño

Escuchar