De Haro: “Hay que desconfiar de políticos moralistas como Iglesias"

El copresentador de 'La Tarde' valora los últimos acontecimientos que rodean al caso Dina

Fernando de Haro

Fernando de Haro

'La Tarde'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:26

Audio

Hoy no es día de Consejos de Ministros, pero hoy ha habido Consejo de Ministros extraordinario sobre la ampliación de los ERTE que era muy necesario. En la rueda de prensa, a la ministra portavoz le han preguntado por el caso Dina. Montero no ha querido dar ninguna valoración.

Seguramente a estas alturas has oído hablar del caso Dina, pero me parece un culebrón del que es difícil enterarse. En octubre de 2010 Iglesias denunciaba que existían unas cloacas del Estado, relacionaba así la publicación del contenido de un móvil de Dina, la que había sido su asesora en el Parlamento Europeo, con el famoso caso Villarejo.

Lo de las cloacas del Estado ha sido utilizado como argumento electoral por Iglesias y por el propio Sánchez hace unas semanas.

Al principio todo parecía encajar cuando detuvieron al comisario Villarejo en el marco del caso Tándem, y en los registros de su domicilio aparece el material privado de la tarjeta de Dina con pantallazos de conversaciones en los que Iglesias dejó por escrito por ejemplo que «azotaría hasta hacer sangrar» a la periodista Mariló Montero. Verde y con asas, había sido Villarejo, y el Estado profundo, el PP, las empresas del Ibex que conspiraban. Y eran estas cloacas las que habían hecho llegar la información a Interviú. Pero las investigaciones del juez García Castellón, que lleva el caso Tándem dieron hace unos días un giro de guión.

Fernando de Haro desmenuza el caso Dina

El presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio, entregó a Iglesias la tarjeta SIM del teléfono de Dina Bousselham que había llegado a la revista Interviú, a principios de 2016. El juez cree que Iglesias guardó la tarjeta durante demasiado tiempo sin decir nada, ya que no sería hasta enero de 2017 cuando Iglesias le entregaría la SIM a Dina, pero dañada. Se investiga ahora si el propio Iglesias destruyó la tarjeta. De víctima a sospechoso en tanto que él es sospechoso de cometer dos delitos que le perjudican: uno de revelación de secretos por ocultarle durante meses la tarjeta del móvil robado a Dina y otro de daños informáticos por habérsela devuelto en teoría, inservible.

Sobre ese primer giro de guión, se han producido dos revelaciones más que apuntan a que en realidad el que hizo juego sucio fue Iglesias. El Mundo cuenta hoy que el abogado de Podemos Calvente, hay que recordar este nombre, ya en 2016 advirtió que no había caso, que toda la información había salido de dentro del partido. Pero hay no queda la cosa. A Calvente lo echaron y según cuenta Herrera en su artículo de hoy en Abc, a Calvente lo echó Pablo Iglesias porque había descubierto que Marta Flor, la abogada de Iglesias, estaba recibiendo información del fical del caso Stampa, conocido como Ironman.

De acuerdo a una batería de chats publicados esta semana por El Confidencial, Flor dio a entender al resto del equipo legal de Podemos que los fiscales tenían intención de practicar una entrada y registro en febrero de 2019. Ironman nos ha dicho extraoficialmente (porque está en secreto y no nos notifican) que el juez ha admitido las diligencias sin concretar nada más". La Fiscalía General del Estado ha informado este viernes de que va a abrir una nueva investigación interna en torno a la actuación del fiscal de Anticorrupción.

Iglesias mintió sobre las cloacas del Estado, es sospechoso de haber cometidos los delitos, y de estar beneficiándose de un fiscal que habría actuado contra la ley.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar