• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

De Haro: "Cansa mucho cuando la política es solo imagen, tacticismo y posicionamientos para ocupar espacio"

Fernando de Haro analiza la actualidad en 'La Tarde' de COPE 

Fernando de Haro

Fernando de Haro

'La Tarde'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:25

Audio

 

La juez deja libre a la madre acusada de secuestrar a su hija en la Sierra de Madrid, pero le prohíbe acercarse a ella a menos de 500 metros. En 2018 se documentan 320 secuestros parentales. Algo no va bien en nuestras familias.

Cuando Pedro Sánchez convocó las elecciones generales para el 28 de abril, quedó muy claro que las elecciones municipales y autonómicas iban a ser la segunda vuelta. Y así estamos, en una campaña subrogada, abducida por el resultado del 28 de abril. El PSOE de Sánchez quiere seguir presentándose como el partido de centro que no ha roto un plato. Y para esto le sirve de emblema su candidato a la Comunidad Ángel Gabilondo. Gabilondo ha criticado la promesa que ha hecho Ciudadanos de no pactar con los socialistas en Madrid. Y ha mostrado su deseo de que reconsideren su postura.

En realidad a Gabilondo le da igual el veto de Ciudadanos, porque según la encuesta del CIS, los socialistas y los de Rivera no suman en la Comunidad de Madrid. Gabilondo solo suma con Podemos y con el Partido de Errejón, lo que supondría el Gobierno más radical nunca tenido en Madrid. Pero Gabilondo quiere dar la impresión de que él representa el centro y que Ciudadanos son muy de derechas.

Al PSOE le ha venido bien que la Mesa del Congreso tenga que estar formada el 21 de mayo, porque ha convertido también esta ocasión en mostrar lo muy centrado que es socialismo y lo muy lejos que se encuentra de los independentistas. Carmen Calvo ha sugerido que ni PNV ni ERC estarán en esa mesa. Pero vuelve a ser una cuestión de imagen, porque el PSOE va a sumar mayoría con Podemos en la Mesa del Congreso, con lo que vamos a tener una mesa muy escorada. La imagen de moderación la ha quebrado hoy Felipe González, que ha recordado que los socialistas moderados, los de su época, se han quedado fuera de la dirección del partido y que por eso Rubalcaba estaba muy triste.

También Iglesias ha dejado claro que este socialismo no es moderado, anunciando que el proceso de diálogo con Sánchez para formar gobierno comenzará tras las autonómicas y municipales. Estamos sin duda en la segunda vuelta, con un Casado que después del giro al centro, teme pasarse en el rescate de Rajoy y asegura que Aznar no es más de derechas que Rajoy. Cuando la política es solo imagen, solo tacticismo, solo posicionamientos y reposicionamientos para ocupar espacio, cansa mucho.

Lo más