Boletín

De Haro ante el final de la campaña: “Cuanto más crezca VOX más posible es que Sánchez siga en Moncloa"

Fernando de Haro analiza la actualidad del día en 'La Tarde' 

Fernando de Haro

Fernando de Haro

'La Tarde'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:36

Audio

 

Algunas de esas encuestas que se siguen haciendo y que no nos dejan contar apuntan a que los debates pueden haber restado algo de intención de voto al PSOE en favor de Podemos. Sánchez convocó elecciones en febrero porque VOX estaba fuerte y porque Podemos estaba débil. Sánchez calculó que podía quedarse con más de 500.000 votos de Podemos. Y eso es lo que han estado pronosticando las encuestas. Pero ahora parece que Iglesias ha podido restar algunos puntos en los últimos días. Quizás por eso, en las últimas horas, Sánchez se ha mostrado dispuesto a incluir en su Gobierno a Iglesias.

Esto es un giro a la izquierda de Sánchez a última hora porque hasta el momento estaba hablando de un Gobierno con independientes. Iglesias siempre ha querido estar en el Gobierno y el tono de los debates denotaba su deseo de pisar moqueta. ¿Qué supondría que Iglesias entrara en el Gobierno de Sánchez? Iglesias ha defendido en varias ocasiones la celebración de un referéndum en Cataluña y se ha solidarizado con los políticos presos. Iglesias estuvo en octubre del año pasado en la prisión de Lledoners negociando con Oriol Junqueras el apoyo a los presupuestos. Esta puede ser una escena que se repita, teniendo en cuenta que según las encuestas, ERC y Bildu van a estar en el Congreso con hasta 18 diputados.

Iglesias ha sido el artífice de una subida del salario mínimo a 900 euros, subida que según el Banco de España va a suponer la destrucción de 125.000 puestos de trabajo. En la situación de incertidumbre económica en la que estamos, tener a Podemos en el Gobierno no parece lo más conveniente porque alejaría al PSOE de sus postulados socialdemocrátas. Podemos pide una un reestructuración de la deuda con Europa, la subida del salario mínimo profesional a 1.300 euros y una subida de impuestos de 40.000 millones de euros.

En ese posible gobierno del PSOE con Podemos, habría que intentar imaginarse cuál sería la posición internacional. ¿Cuál sería por ejemplo la posición del Gobierno de España en Venezuela? Sánchez tardó en reconocer a Guaidó. ¿Ahora qué sucedería? No estamos hablando de una posibilidad remota. Todas las encuestas que hemos conocido hasta el lunes hacen imposible un Gobierno del centro y del centro derecha por la emergencia de VOX. Cuanto más crezca VOX más posible es que Sánchez siga en Moncloa. No es imposible que tengamos un Gobierno PSOE-Podemos. 

Lo más