• DIRECTO

    La Tarde

    Con Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Boletín

Fernando de Haro: "Vox ha cogido muy pronto las costumbres de los partidos viejos"

"No se gana reputación política cambiando cuatro veces de postura en un mes e insultando a tus posibles socios", advierte a Abascal 

Fernando de Haro

Fernando de Haro

'La Tarde'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:18

Audio

 

Vox, para ser un partido nuevo, lo cierto es que ha adquirido muy pronto las costumbres de los partidos viejos. Si no he contado mal ya han cambiado tres veces de postura sobre lo que exigen al PP y a Ciudadanos para votar a favor del cambio en Andalucía. Primero dijeron que no pedían nada. Eso fue en la noche electoral. Luego pidieron el cierre de Canal Sur. Como no era posible, hace unos días pidieron la derogación de la ley de violencia de genero, y esta mañana en TVE, antes de reunirse con el PP, su secretario general Ortega Smith, ha dado otra versión: ahora dice que no quiere cambiar ni una coma del acuerdo de Populares y de Ciudadanos.

Cuarta versión. ¿Qué es lo que quiere entonces VOX? Vox, que ha entrado en política invocando unos principios irrenunciables, ahora lo que reclama no es que esos principios sean tenidos en cuenta sino que Ciudadanos levante el cordón sanitario, que le de legitimidad al partido con una reunión. Vox quiere dejar de ser el partido que cabalga en solitario para conseguir la conquista.

Ortega Smith no pone las cosas fáciles son su afición a Twitter porque horas antes de la reunión que ha celebrado hoy con Garcia Egea a Ciudadanos les ha llamado las veletas naranjas y al PP las derechitas cobardes. No se gana reputación política cambiando cuatro veces de postura en un mes e insultando a tus posibles socios.

Vox ha aprendido demasiado pronto las costumbres de los partidos viejos y Ciudadanos quiere ser el partido de los puros demasiado tiempo. Juan Marín, que hace lo que le dice Albert Rivera, que se deja presionar demasiado por una Manuel Vals que no conoce a España y a Vox, insiste en que si Susana sigue es responsabilidad de Vox. Es cierto que si no hay cambio será responsabilidad de Vox. Pero si Ciudadanos entra por primera vez en un Gobierno será con los votos de VOX. O sea, que les conviene mancharse con el polvo del camino.

Estamos apañados con los nuevos partidos que aprenden rápido de los viejos y con los partidos de mediada edad que quieren seguir siendo puros. ¿Hay alguien ahí que haga política?

Lo más