Audio

De Haro a las 17h: "El Gobierno quiere hacernos creer que hasta ahora hemos vivido en blanco y negro"

El proyecto de Presupuestos aprobado este viernes es un proyecto inconveniente. Los gastos suben y previsiblemente habrá un incrementeo del déficit

Tiempo de lectura: 2 Actualizado17:20

Ya sabíamos que el Gobierno de Sánchez tiene un cierta obsesión por reescribir la historia, pero lo de este viernes con el proyecto de presupuestos se pasa de castaño a oscuro, o del negro al color. Porque la ministra portavoz ha querido cambiar la historia de la televisión. En Eruopa la primera emisión en color llegó en 1967 con la transmisión de una final de Wimblendom. En España hubo que esperar algo más. Pues bien el Gobierno de Sánchez quiere hacernos creer que hasta ahora hemos vivido en blanco y negro. El proyecto de Presupuestos que ha aprobado este viernes el Gobierno es un proyecto inconveniente. El Gobierno ha anunciado una recaudación record de más de 227.000 millones de euros. Pero eso es precisamente lo que está en duda. Los gastos suben de forma considerable, sin que esté garantizada un alza de los ingresos. Lo previsible es que haya un incremento del déficit. Los impuestos suben y suben también las cotizaciones sociales. El Gobierno quiere aumentar la recaudación con los nuevos tributos en 6.000 millones de euros. Pero Bruselas ya advirtió hace algunos meses que los cálculos están mál hechos: que el Gobierno no va a conseguir ingresar lo que ha proyectado ni con el impuesto a las transacciones financieras, ni con el impuesto digital ni con la subida del salario mínimo. No se cumplirán los objetivos de reducción de deuda y de déficit. El FMI ha criticado a Sánchez por no coordinarse en la nueva fiscalidad digital con otros países, lo que puede incentivar la huida a otros países. Hubiera sido mejor, según el FMI, subir el IVA. El incremento de los gastos es contundente, la subida de las pensiones y del sueldo de los funcionarios, suma por ejemplo, más de 6.000 millones de euros, sin que esté garantizado el incremento de los ingresos. Este proyecto de presupuesto expansivo, que le pone las cosas más difíciles a las empresas, llega en un momento de ralentización económica y de gran incertidumbre en la situación mundial. De hecho, el Ministerio de Economía ha rebajado la previsión de crecimiento una décima, al 2,2 % y ha elevado la previsión de la tasa de paro. Una décima no es mucho cuantitativamente pero indica una tendencia.