Boletín

La revolución de los helados: anticelulitis, fabada, cocido y calamares

¿Conocéis los helados de sidra, calamares, espárragos o los helados “dejar de fumar”, “antigripal” y “celulitis”? Nos cuentan los expertos heladeros

Audio

 COPE.es

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08 jul 2019

¿Qué nos trae el verano? La canción del verano, por supuesto, pero no olvidemos que también llegan los helados. El verano que apareció con una fuerte ola de calor, parece que se ha normalizado, pero aún así, en algunos puntos del país nos está crujiendo con sus altas temperaturas. Por eso en la Noche de COPE, te adelantamos los helados que están de moda. No te hablamos de los de vainilla, chocolate y fresa. Esos están muy vistos ya.Te invitamos a conocer las nuevas innovaciones: helado de calamares, cocido, espárragos… ¿Te atreves?

Úrsula Noval es la responsable de crear estos helados tan poco convencionales. Su heladería “Islandia” se encuentra en Gijón, Asturias. Y lleva desde los años 90 innovando en sabores “somos pioneros en hacer este tipo de helados. Son autóctonos, tenemos de sidra, gazpacho, kalimotxo, fabada, queso de cabrales, arroz con leche y por supuesto, los normales como fresa, nata y vainilla” declara Noval.

Pero no hay que asustarse ya que estos helados no dañan al estómago “hacemos helados naturales con productos de Asturias, si puede ser, sin ningún tipo de conservante ni aditivo” afirma la propietaria. 

Una vez conocidos los sabores costumbristas de Úrsula, hay que descubrir los “funcionales” o “terapeúticos” de Félix Llinares es uno de los propietarios de la “Heladería Llinares” (Valencia), cuyos nombres no dejan indiferente a nadie: “dejar de fumar”, “celulitis”, “antigripal”... Llinares cuenta cómo nació la idea “se nos ocurrió crearlo porque la infusión diurética es desagradable en caliente por la mezcla de hierbas. Así que decidimos probarlo en frío y nos gustó mucho”.

Aunque estén relacionados con el mundo de la sanidad, el empresario insiste en que “no curan, ni su intención es sanar nada. Cumplen las funciones de cualquier herboristería y son agradables al paladar”.

La creación de estos innovadores helados llevan una preparación “con un buen asesoramiento e información, no es excesivamente complicado. Lo que sí es más difícil es conseguir un sabor agradable para ciertas combinaciones de plantas medicinales. Un sabor nunca puede ser amargo, cuando pase esto, se deben hacer infusiones a distintas temperaturas y tiempos” señalaLlinares. 

También tiene mucho que decir al respecto, el campeón de España de Heladería 2019, Alberto Soler. Se estuvo preparando durante seis meses para este campeonato organizado por la Asociación Nacional de Heladeros Artesanos en la Feria de Madrid. Su helado triunfó, tomando como inspiración la civilización egipcia. 

Soler cuenta qué tiene que tener un helado para que sea ganador “lo más importante es la armonía en el helado. Siempre busco que transmita algo, que traslade a una infancia o a unos recuerdos que te dirijan a algo que te guste. El poder de rememorar muchas cosas con un sabor es nuestro trabajo”. Para él la clave del éxito es “seguir investigando y estudiando sin parar… es una época donde todo son innovaciones. Es muy bueno poder copiar y utilizar las técnicas que utilizan los restauradores para llevarlas a cabo”. Tras su éxito se está planteando volver a competir en la Copa del Mundo de Heladería de 2020 en Italia. Pero tranquilos, que aún no se va a marchar, sus sabores ganadores seguirán disponibles en  “Can Soler” (Barcelona).  

Lo más