Mikel Erentxun: “Tras 34 años de carrera me considero un clásico”

El que fuera vocalista de Duncan Dhu ha pasado por ‘La Noche de Adolfo Arjona’

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:05

Nació en Caracas, aunque lleva prácticamente toda su vida afincado en San Sebastián

Mikel Erentxun acaba de cerrar una trilogía que comenzó en 2015. Aquel año grabó su trilogía de El Puerto de Santa María, en los estudios de Paco Loco, su productor habitual desde entonces. Inaugurada con el doble álbum “Corazones”, continuó con “El hombre sin sombra” (2017) y ahora nos llega el tercero y cierre: “El último vuelo del hombre bala” (2019).

NO SE TRATA DE UNA DESPEDIDA

‘El título no obedece a ninguna despedida, sino el paso del tiempo, a las últimas oportunidades… El disco cierra una trilogía que no nació como tal, pero al plantearme el tercer trabajo es cuando me di cuenta de que los dos primeros discos tenían muchas conexiones. Pensé que sería bonito cerrar con un tercero. Tres discos seguidos hablando de mí, de mis paranoias, de mis demonios… con esto me reseteo para futuros trabajos’ confiesa Erentxun durante su conversación con Adolfo Arjona.

‘Cierro esta etapa vital en positivo. Me obsesiona el paso del tiempo, pero en este disco, ‘El último vuelo del hombre bala’, lo hago con una sonrisa. La conclusión al escuchar el disco es positiva; básicamente es que el tiempo siempre te da una segunda oportunidad y hay que aprovecharla y vivir la vida intensamente que es muy corta y avanza muy deprisa’, reflexiona el cantautor.

GRABACIÓN TRADICIONAL Y FAMILIAR

Durante la tranquilidad de la noche, el que fuera vocalista del grupo Duncan Dhu, se sincera con Adolfo Arjona. ‘Ahora mismo estoy muy enganchado al sonido y a las formas analógicas de grabación. Para estos tres discos me he ido al Puerto de Santamaría y los he grabado de forma muy familiar. Una grabación que poco tiene que ver a cómo se graba hoy en día que es con ordenadores’.

MIKEL ES UN CLÁSICO

Al preguntarle el director de ‘La Noche de Adolfo Arjona’ por su trayectoria profesional y su veteranía, Miguel Erentxun asegura que es un clásico. ‘Supongo que soy un clásico de la música española. Me gusta la palabra porque te sitúa por encima del bien y del mal y por encima de las modas. Estoy encantado de que la música me encontrase porque ahora no me imagino otra vida. Yo no había nacido para ser músico si no para ser arquitecto’.

Durante la conversación asegura que más importante que vender muchos discos es tener la sensación del trabajo bien hecho. ‘Al final el reconocimiento es mucho más importante que las ventas y ahora estoy en esa situación envidiable, en la que no había estado nunca, y aunque ahora vendo muchos menos discos y meto a mucha menos gente en mis conciertos tengo un reconocimiento que no había tenido jamás’ se felicita el cantautor.

MOMENTO DULCE

Durante la charla, Adolfo Arjona ha ido presentando algunos de los temas que componen el nuevo disco de Mikel Erentxun, además de charlar como dos viejos conocidos. ‘Estoy en un momento muy dulce y me encuentro muy a gusto. La crisis que reflejé en ‘El hombre sin sombra’ ha dado paso a unos momentos muy dulces físicamente, musicalmente, de pareja… La conclusión a la que he llegado es que la vida es muy bonita, hay que vivirla y preocuparse solo de las cosas importantes’, sentencia el artista.

Lo más