Boletín

Así fue el mayor atentado terrorista en territorio norteamericano hasta el 11-S

Timothy McVeigh aparcó un coche bomba junto al Edificio Federal Alfred Murrah, en Oklahoma

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 11:30

19 de abril de 1995. Timothy McVeigh aparcó un coche bomba junto al Edificio Federal Alfred Murrah, en Oklahoma, provocando el que sería el acto terrorista más grave en los Estados Unidos hasta los atentados del 11-S, causando la muerte de 168 personas e hiriendo a más de 600. Timothy fue condenado a muerte por inyección letal.

En "La Noche" con Adolfo Arjona repasamos más días sangrientos:

24 de marzo de 1998. Mitchell Johnson y Andrew Golden, de once y trece años, apostados en las inmediaciones de la escuela de Jonesboro, y con un abundante armamento, comenzaron a disparar indiscriminadamente contra alumnos y profesores, vengándose de esa manera del acoso que venían sufriendo por parte de sus compañeros, dejando a su paso cinco muertos y once heridos. Mitchell y Andrew fueron condenados a prisión, pero la ley les permitió quedar libres al cumplir la mayoría de edad.

21 de mayo de 1998. Kip Kinkel, de quince años y amante de las armas, se adentró en la escuela de Thurston cargado con dos pistolas, un rifle y un cuchillo de caza. Durante su ataque, quitó la vida a dos estudiantes, y veinticinco quedaron heridos. La masacre había sido realizada sin más motivo aparente que sus problemas mentales mostrados desde su nacimiento. Kip fue condenado a 111 años de prisión, sin posibilidad de libertad condicional.

11 de marzo de 2009. Tim Kretschmer, de diecisiete años, tras sufrir una depresión severa y un extraño interés por otras matanzas populares en centros educativos, realizó un tiroteo en la escuela secundaria de Albertville, en Winnenden, Alemania, en el que quitó la vida a dieciséis personas. Tim se pegó un tiro en la cabeza antes de ser detenido, muriendo en el acto.

Lo más