Boletín

'Mi vecino de número' y otros retos virales no peligrosos para la salud

Estos retos pueden no ser dañinos o potencialmente daniños, pero tienen otros riesgos que conviene conocer

Audio

 

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12 ago 2019

Todos conocemos el famoso sonido de Whatsapp, pero no todo acaba ahí, este sonido se ha convertido además en el nuevo reto viral que se está realizando por esta red social de mensajería. ¿Sabes ya de qué se trata?

Concretamente es un reto que consiste en hablar a tus vecinos. No al vecino de la finca, sino a tu vecino de número. Es decir, depende del número en el que acabe tu teléfono móvil, le sumas o le restas uno, y obtienes a tus vecinos de arriba y de abajo. Un reto que está desbordando además del Whatsapp, Twitter, donde posteriormente se publican los pantallazos de las conversaciones.

Imagínate, si ya nos cuesta entablar una conversación en el ascensor con los vecinos que sí conocemos como para hacerlo por whatsapp. Pero sí, además del título de meteorología otorgado por la asociación de vecinos en el ascensor, lo que también sabemos hacer muy bien es mandar mensajes. María es una de los muchos jóvenes que han recibido un saludo de su vecino: “Veo un Whatsapp de una persona que ponía 'yo soy una langosta', tenía una foto de perfil una langosta vestida. Ponía 'Hola' y yo le dije '¿Quién eres?', y me puso 'soy el amigo de tu vecina de número'. No me habló ni me vecina de número, sino que me habla su amigo. Como ya sabía lo del reto y encima viendo su nombre y su foto e perfil, pues no me daba muy buen rollo, pues nada, le bloqueé y ya está.”

Este es el nuevo reto que está en marcha y que además está siendo todo un éxito, aunque te cuento una curiosidad. No es un reto inventado de ahora, sino que esta moda apareció en 2008 y se hacía con llamadas a número fijo e incluso, más tarde pasó al SMS.

La curiosidad ha podido con nosotros y nos hemos sumado al reto y te cuento que además, hemos vuelto a ese 2008. Hemos decidido llamar a nuestros vecinos de arriba y de abajo y la verdad es que no hemos tenido mucho éxito: Mira no me interesa para nada lo que me estás contando, ¿vale?, te cuelgo eh...”, “mira no tengo tiempo, ni quiero hacerlo”.

Retos parecidos al que comentamos, que no son perjudiciales o no ponemos en riesgo nuestra seguridad, son el conocido Maniquí Challenge, ese reto que consistía en grabar un vídeo con personas quietas mientras sonaba la famosa canción que seguro que tienes ya en la mente.

El reto de la botella de agua que consistía en lanzarla al aire y ver si al caer se quedaba de pie. Otro reto a destacar es el del cubo de agua fría, que aunque no es plato de buen gusto, fue a favor y concienciación de la enfermedad de la ELA. Y por último, otro reto de este año fue el de padres lanzando una loncha de queso a la cara de su bebé.

Cantidad de retos y de imaginación. Es verano, mucho tiempo libre y ponemos esta pregunta encima de la mesa. ¿Cuál es la explicación para que estos retos se vuelvan virales? Carmen Cuenca es Investigadora y profesora de sociología en la Universidad Complutense de Madrid que ha destacado que “sencillamente el ofrecer novedades, tú no te puedes quedar quieto en la lucha por la marca personal, lo único que hace que tu perfil sea atractivo son las novedades. Simplemente afán de notoriedad el que lo crea. Otra cosa es que hacen los demás siguiéndole, los agentes de socialización, es decir, aquellos que ejercen una mayor influencia y que en cierta manera determinan cuales son las conductas a imitar. Pues entre los jóvenes no hay nada más poderoso que lo que hace otro joven.

La participación además es multitudinaria. Carmen nos explica que la razón principal por la que se siguen estos retos responde al gran potencial imaginativo de muchos jóvenes, potencial que está desaprovechado: “Que están aburridos, eso lo primero, y que en vez de ponerse a leer un libro, pues es una manera muy divertida de quizá con un poco de suerte, ganar notoriedad en tu red. Son las horas que han perdido haciendo eso. La cantidad de talento que no se sabe dónde va, les podría dar por 'el que más sabe de Cervantes'”.

Pero todo reto tiene que analizarse con lupa, ya no por el reto en sí, si no por la amenazas y peligros que esconden las redes sociales. Nuestros compañeros de 'La Tarde' entrevistaron a Laura Burillos es consultora tecnológica de Entelgy Innotec Security y nos pincela algún consejo a tener en cuenta: “Entregar datos de carácter personal a un desconocido puede implicar muchísimos riesgos. Pues desde extorsionarnos a realizar un delito de Phishingsuplantar nuestra identidad. Yo lo que recomiendo es no contestar, si por lo que sea se decide contestar, no ofrecer información personal ya que esto puede comprometer nuestra seguridad. Hay que pensar que en nuestro perfil de Whatsapp hay un fotografía y un estado.

Las redes sociales nos sorprenden todos los días y en ellas no todo es malo, pero no a todos gusta. Se deja atrás el entretenimiento de antes para sumergirse tras la pantalla, en donde al parecer el entretenimiento tiene forma de 'me gusta'.

Lo más