Correas: "El ministro de Justicia tendrá que seguir la línea de Sánchez de descafeinar la vía judicial"

Ya puedes escuchar el monólogo de Ángel Correas de este domingo 10 de enero de 2020

Ángel Correas

Ángel Correas

Presentador de 'La Mañana Fin de Semana' y 'Mediodía COPE Fin de Semana'

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:40

Audio

 

A las dos de la tarde comparece, por fin, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez para dar cuenta de la formación de su ejecutivo. Lo hará después de haber informado al Rey de la composición del Consejo de Ministros, en principio por teléfono, sin pisar el Palacio de la Zarzuela. Estamos a un paso de mandar un Whassapp al Jefe del Estado para comunicarle las novedades y cambios.

La comparecencia de las 14:00 horas será una declaración institucional, que no una rueda de prensa, en la que detallará su Gobierno y los objetivos.

Sánchez ha diseñado una jornada con todo el protagonismo para sí. Con una intervención sin preguntas, salvo sorpresa. No habrá posibilidad, salvo sorpresa, de preguntarle al presidente si ya ha conseguido conciliar el sueño ahora que tiene, de verdad, 4 ministros de Unidas Podemos y un vicepresidente. O de preguntarle, por ejemplo, qué opina de la presencia de sus socios de Unidas Podemos ayer en una manifestación en Bilbao en apoyo a los presos de ETA.

Sánchez presentará su gabinete de coalición, como es lógico, a bombo y platillo. 22 carteras más el Presidente. En total 23 sillas en el Consejo de Ministros que se reunirá por primera vez el martes en el Palacio de la Moncloa. Viendo sobre el papel de la prensa el extenso organigrama, con sus fotos de carné, casi que se puede jugar se puede jugar al “Quien es Quien” .

Sobre los ministros, salen en las últimas horas, algunas curiosidades de la hemeroteca. Por ejemplo, el ministro de Universidades, Manuel Castells que en abril de 2015 alababa la independencia universitaria norteamericana y decía en un artículo en La Vanguardia que lo más importante de Estados Unidos es precisamente que no hay un ministerio de Universidades. Mira por donde, él ocupa hoy esa misma cartera, ya es casualidad...

Acabamos de conocer los 3 nombres que faltaban para completar el álbum de cromos del nuevo Gobierno. Los nuevos ministros son 3 socialistas de carné; En cultura, el diputado de la Asamblea de Madrid José Manuel Rodríguez Uribes. Cercano a históricos socialistas como Peces Barba o Rubalcaba y que fue director general de Apoyo a las Víctimas del terrorismo de 2006 al 2011.

Al ministerio de Política Territorial llega Carolina Darias,  hasta ahora consejera de Economía y Empleo del Gobierno socialista de Canarias.

El último nombre en conocerse ha sido el del ministro de Justicia. El elegido es el magistrado y diputado del PSOE, Juan Carlos Campo. Militante de carné para un puesto complicado en los tiempos que corren con el independentismo catalán retando al Estado de Derecho.

El papel del ministro de Justicia tendrá que ser un perfil entregado a la línea marcada por Sánchez para descafeinar todo lo posible la vía judicial en Cataluña. Se trata de una continuidad del trabajo que había hecho hasta ahora Dolores Delgado enfocando a la abogacía del Estado en beneficio de los condenados en el juicio del Procés y cuyo último capítulo ha sido abogar por la libertad de Oriol Junqueras. Esta es la casilla de salida para el nuevo ministro.

Mientras tanto el mundo se mueve entre la sorpresa y la indignación después de que Irán haya reconocido que derribó por un “error humano” el avión civil ucraniano en el que murieron 176 personas. Fue derribado, según la versión de Irán, porque este Boeing, que acababa de despegar del aeropuerto de Teherán fue confundido con un misil de crucero de Estados Unidos. Los militares al cargo de la batería antiaérea iraní decidieron en a penas 10 segundos si lo que veían en el radar era o no era una amenaza.

En su versión, el gobierno iraní dice que estaban en alerta por un posible lanzamiento de misiles y cuando este avión apareció en el radar comenzaron los minutos de tensión. El jefe de ese operativo militar no logra comunicar con sus superiores y al final, en 10 segundo, optaron por lanzar el misil defensivo y por eso ahora hablamos de la tragedia. 176 muertos de un avión civil.

"Error humano imperdonable", dice Irán, mientras añade todo tipo de excusas para atenuar su responsabilidad como culpar de la situación a la escala de tensión que ha provocado Estados Unidos, dicen.

Eso no explica por qué durante 3 días, Irán ha lanzado todo tipo de señuelos e hipótesis sobre esta tragedia hasta que ha reconocido el fatal error y se ha rendido a la evidencia.

La presión internacional es ahora máxima sobre el régimen de Teherán. En ese avión viajaban 82 ciudadanos iraníes, 67 canadienses, 11 ucranianos además de 10 ciudadanos suecos, afganos, alemanes y británicos.

En directo2