Carlos, padre de 2 niños y sin ascensor: "Se te quitan las ganas de salir de casa"

Vive con su familia en un tercer piso y los vecinos han bloqueado la construcción del ascensor. Su día a día se hace prácticamente imposible.

Audio

Samuel del Río
  • item no encontrado

Redactor de informativos

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18 ene 2020

Hablamos ahora de uno de los artefactos o mecanismos más utilizados en nuestro país. Es imprescindible para la movilidad de cientos de miles de personas mayores, discapacitados o personas con problemas de movilidad. Hablamos del ascensor.

España es el país con más ascensores instalados de Europa: 1.100.000 según los datos de la Federación Empresarial Española de Ascensores. Pero lejos de unir y ser un puente entre generaciones, se está convirtiendo (en ocasiones) en precisamente el detonante de discusiones vecinales y discrepancias generacionales. La problemática es la siguiente: hay gente joven y vigorosa que comparte edificio o bloque con gente mayor. Jubilados, personas con enfermedades o insuficiencias cardíacas o discapacidades. Hay casos en los que un ascensor solucionaría gran parte de los problemas de movilidad del segundo grupo de vecinos, pero el primero no quiere (o no puede) pagar la obra y la instalación del ascensor. También es recurrente que padres jóvenes con hijos pequeños que entraron a vivir en su piso antes de plantearse tenerlos, ahora ven cómo su movilidad con los carritos se hace prácticamente imposible sin ascensor.

¿Cuál es la legislación que regula la instalación de ascensores en España? La abogada del Colegio de Administradores de Fincas de la Comunidad de Madrid, Patricia Briones, nos ha contestado a la pregunta: ¿Puedo yo como propietario solicitar un ascensor u otra ayuda a mi movilidad como una silla elevadora?

“Que una persona lo solicite y cumpla los requisitos no implica que necesariamente la comunidad tenga que instalar un ascensor. Puedo suprimir barreras con un elevador, una silla o una rampa. Otras veces sí tengo que instalar el ascensor porque si la persona que lo solicita vive en un sexto piso y no es posible instalar la silla elevadora por motivos de seguridad o instalo el ascensor o no suprimo barreras. Porque una persona que vive en un sexto no va a poder subir y bajar si tiene problemas de movilidad”.

Supongamos que la Comunidad de propietarios te acepta la solicitud. ¿Quién paga la instalación y el mantenimiento del ascensor?

“Hay que tener en cuenta que el presupuesto haya sido aceptado, tanto la instalación como el mantenimiento. La parte que exceda lo pactado lo tendrá que asumir el solicitante”.

Los gastos extra, digamos, fuera del presupuesto aprobado sí lo pagaría el solicitante. ¿Y si vives en un bajo o eres el dueño de un local comercial a pie de calle y no usas el ascensor, te puedes librar de pagar? José Ayús, socio fundador de FincaSOFT nos saca de dudas.

“En realidad todos los propietarios están obligados a contribuir de forma económica a la instalación del ascensor. Aunque no lo vayan a utilizar. Es un adelanto común más dentro de su condición de propietarios. Otra cosa es que su mantenimiento y las reparaciones. En viviendas de obra nueva los bajos y locales comerciales quedan exentos”.

¿Y si alguien se niega a pagar y además boicotea las obras, imposibilitando a los trabajadores instalar el ascensor? Patricia Briones nos da la solución.

“La ley de protección horizontal de 2013 señala que si se cumplen las premisas, boicotear las obras es un error total. Si el propietario que lo necesita y cumple los requisitos, muy probablemente acudirá a los tribunales y ganará el pleito”.

En La Mañana del Fin de Semana, nos ha contado su historia Carlos Lucas. Es vecino de la localidad murciana de Cieza. Vive en un tercero y tiene 2 hijos. Lo que no tiene es ascensor. Recuerda que “se compraron el piso con ilusión, un tercero sin ascensor”. Y pensaron “somos jóvenes”. Pero claro, a la hora de hacer la compra y luego con el tiempo decides tener niños, sin ascensor “se te quitan las ganas de salir de casa” porque es agotador tener que echar dos o tres viajes para subir todas las cosas. Sobre sus vecinos del bloque de Cieza, Carlos lamenta las “pegas” que han puesto. En el primer piso del bloque (3 pisos en total) no vive nadie y los propietarios “no quieren colaborar”.

Directamente “no quieren saber nada del tema” porque no están nunca en casa. Y dividir un presupuesto de 48000€ entre 3 sale a 16000€ por vecino. Y más sabiendo que el vecino del primero no quiere. Carlos se pregunto “¿cómo vamos a asumirlo entre dos pisos? Saldría a 24000 € y ni te lo planteas”. Además no hay hueco suficiente en la escalera para el ascensor por lo que tendrían que “ceder un metro cuadrado del salón de cada vivienda para el ascensor”.

Y si encima los vecinos del primero no quieren pagar, “imagínate decirles que tienen que ceder un trozo de su casa”. Carlos ha querido además “darle un toque” al gobierno regional de Murcia ya que las ayudas a la rehabilitación de edificios viejos y la instalación de ascensores “llegan después de haber desembolsado” el total del presupuesto. Cuando hablas de cifras en torno a los 20.000€ por familia, lo lógico sería “que se contara con esa ayuda antes del pago de la obra” para no tener que “adelantarlo nosotros”.

Lo más

En directo2

LA LUPA de la mañana

Con Ana Samboal y Raquel Caldas

Ver TRECE